Carme Diego

En cada nómina las deducciones se aplican a la cantidad total que se extrae de la suma del salario base y los diferentes complementos. Esta cantidad se conoce como "total devengado" y la compone el salario base que debe percibir cada trabajador según su convenció más los complementos, la acción social de la empresa y las percepciones no salariales.

Por tanto, el total devengado, no es la cantidad económica que finalmente recibe cada trabajador, sino que a esta cuantía se les descuenta el IRPF y la Seguridad Social. En definitiva, la cifra final de líquido total a percibir será el resultado de restar al "total devengado" el total de las deducciones.

¿Qué deducciones se aplican en las nóminas?

Lo que se descuenta de cada nómina en concepto de IRPF i de pago a la Seguridad Social no se calcula tomando como base el total devengado, sino una cantidad redondeada de esta remuneración.

Por lo que respecta al Impuesto de la Renta de las Personas Físicas, o IRPF,  en la nómina aparece reflejado como un tanto por cien que se descuenta del total. La deducción a cuenta de la Seguridad Social se divide en:


  • Contingencias Comunes. Que es un 4,70% del salario para todos los trabajadores. En este caso esta cantidad va destinada a la asistencia sanitaria pública.
  • Desempleo y Formación Profesional. Que es un 1,65% en el caso de los trabajadores con contrato indefinido y un 1,70% para los temporales. El importe en este caso se destina a las ayudas para las personas sin empleo y a las acciones de formación profesional que financia al Estado.

Conceptos básicos de una nómina

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No