admin No hay comentarios

Razones para invertir en regalos de empresa

¿Por qué hacer un regalo de Navidad a nuestros empleados o clientes? Los regalos corporativos son una inversión haciendo sentir a las personas apreciadas y reconocidas por la empresa.

El sentimiento de buena voluntad hace que los trabajadores mejoren su productividad mostrando una mayor lealtad ante la compañía. Por todo ello, vamos a ver cuáles son los regalos más adecuados para conseguir un alto ROI o Retorno de Inversión.

¿Cómo elegir los regalos de Navidad?

Los mejores regalos de empresa serán aquellos que aporten un valor emocional a las personas y escoger el regalo dependiendo del cargo del empleado será un buen punto de partida.

Agendas, material de papelería y artículos de uso diario por un profesional, pueden ser un buen regalo para las fiestas navideñas pero si queremos conseguir un presente original y diferente para nuestros empleados deberemos de dar un paso más allá.




Por ejemplo, el regalo perfecto para un gerente puede ser un reloj o accesorio de lujo que pueda lucir con orgullo en su despacho. En cambio, un buen detalle para un directivo será más personalizado como es el caso de dispositivos tecnológicos de rendimiento personal o un accesorio del deporte que practica.

Las cestas y lotes navideños serán el regalo perfecto para todos los trabajadores ya que tendrán dos ventajas a destacar:

  • Los empleados sentirán que su trabajo está siendo reconocido por la empresa y generará fidelidad en la misma
  • Los regalos de empresa mejoran el ambiente de trabajo, siendo el día de recibir el lote o cesta de Navidad un día especial.

Por ello, será importante pensar y decidir qué tipo de lote de navidad queremos para nuestros empelados pudiendo elegir entre varios tipos de turrón, tortas, almendras rellenas y muchos más productos para confeccionar el lote navideño ideal.

Laura Sánchez No hay comentarios

Sé previsor y protege tu negocio

¿Sabías que 3 de cada 4 empresas que sufren un incendio no vuelven a abrir? Sólo un 25% 'sobreviven' a las consecuencias de un accidente así. Peor aún pueden ser las consecuencias si se trata de la oficina o cualquier material importante para un autónomo o una micropyme. Como lo último que queremos es que el trabajo y esfuerzo de tantos años se pierda, aquí tienes información que te hará pensar:

axa_info_pymeasesor_versión final - copia

Seguro que todos conocemos algún caso de empresa que ha cerrado por culpa de no haber sido previsores. ¿Te has planteado alguna vez qué pasaría si sufrieras alguna de estas situaciones? Se trata de algo más habitual de lo que parece.




Todo depende, por un lado, del tipo de emprendedor o empresario que seamos. Además, también influye el tipo de trabajo que desarrollemos. Hasta aquí todo parece que lo controlamos y depende de nosotros, pero, ¿y lo que nos rodea? ¿Y la suerte (o mala suerte) que podamos tener en nuestra aventura como empresarios? Este último punto es el clave a la hora de confiar en un seguro que pueda ayudarnos en caso de cualquier imprevisto.

Actualmente, las pequeñas empresas y autónomos representamos un amplio porcentaje del mercado español (el 95%). Como cada una es un mundo y tiene unas características y necesidades diferentes, la compañía de seguros AXA ha desarrollado una completa herramienta que nos permite saber, con tan sólo unos pocos clics, qué seguro es el más adecuado para proteger nuestro negocio y, por supuesto, cuál podemos considerar una inversión en lugar de un gasto.

No es lo mismo usar maquinaria pesada que trabajar de cara al ordenador; tampoco se corren los mismos riesgos cogiendo el coche todos los días que acudir andando a nuestras citas laborales. La herramienta Pyme Asesor es consciente de todos los riesgos a los que cada pequeña empresa o autónomo puede exponerse y, aparte de recomendarte el mejor seguro, te orienta y aconseja sobre qué cubre cada uno de ellos y para qué te pueden ayudar.

Tener éxito conlleva sufrir algunos riesgos pero, con un buen seguro, evitas muchos de ellos.

Carme Diego No hay comentarios

Cuenta corriente




La Cuenta corriente, o depósito a la vista, es un depósito que permite a la banca ingresar dinero a cambio de la obligación de devolverlo inmediatamente cuando el cliente lo solicite. A cambio de este depósito la banca puede ofrecer, o no, una remuneración económica en forma de interés en función del dinero que el cliente haya depositado. En las cuentas corrientes el banco tiene la obligación de prestar un "servicio de caja" al cliente que le permita realizar pagos y cobros, ingresos en efectivo, abonos de nóminas, domiciliar recibos y ordenar y recibir transferencias.