David Mendez No hay comentarios

NAFTA: Tratado de libre comercio con EE.UU.

Desde que existen diferentes Estados con diversos objetivos cada uno de ellos, las negociaciones se convierten en cruciales para poder establecer reglas comunes en el comercio. El comercio y las transacciones que se originan entre países no serían posibles gracias a estos tratados. Por esta razón, hoy vamos a hablar de uno de los tratados más importantes: el NAFTA.

¿Qué es el NAFTA?

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés North American Free Trade Agreement) e una zona de libre comercio acordada entre Canadá, Estados Unidos y México. Este acuerdo permite que existan intercambios de bienes entre estos países que hemos mencionado y reduciéndose los costos, provocando que los productos que circulaban entre ellos fuera de forma abierta.

El principal objetivo que pretende alcanzar el NAFTA es reducir o eliminar barreras comerciales entre los países que se integran en el tratado. De este modo, la cooperación y sinergias que se crean entre estos países pueden ser idóneas para enfrentarle cara a la Unión Europea. Decimos la Unión Europea porque era y es uno de los principales bloques por las que fue creada el NAFTA, para crear competencia entre ambas comunidades.

El NAFTA, también, fue creado para poder proteger los derechos de propiedad intelectual entre los países miembros que integraban el Tratado.

Objetivos del NAFTA

Entre los objetivos que intenta alcanzar el NAFTA destacamos los siguientes (sumando los anteriormente mencionados):

  • La reducción de costes del comercio gracias a la creación de mecanismos económicos y aduaneros que los rebajen. Reducción, para ello, de los impuestos de importación y exportación.
  • La mejora de la productividad interna de los países, al no haber limitaciones entre los países en los que se opera.
  • La facilidad de circulación de bienes y servicios entre países miembros del Tratado.


  • Preparar las condiciones necesarias para que exista competencia leal entre los países miembros dentro de la zona de libre comercio.
  • Objetivo de querer aumentar las inversiones de las naciones que se hacen entre los países del Tratado.
  • Poder crear mecanismos que permitan que el sistema de la NAFTA se ejecute, supervise y administre de la mejor manera posible, solucionando para ello las posibles incidencias que se puedan ocasionar.
  • Ayudar a que exista una cooperación trilateral y crear sinergia entre los países para que, de este modo, se puedan extender los beneficios a cada uno de ellos.

¿Qué países integran el NAFTA?

Como ya hemos dicho anteriormente, los países que integran el NAFTA son Canadá, Estados Unidos y México, aunque tenemos que reconocer que esto no es así.

El NAFTA surgió a través de la ampliación del antiguo Tratado de Libre Comercio de Canadá y Estados Unidos (en 1988). No fue hasta 2 años después cuando se decidió implementar un tercero miembro al acuerdo, cambiando, de este modo la denominación del Tratado. Así, en 1990 se gestionó la entrada en México, tercer país que integra el Tratado y que conforma el Atlántico norte.

Así pues, en 1992 los 3 presidentes de cada país firmaron el acuerdo y en 1994 entró en vigor la nueva configuración del Tratado (integrando a los 3 países).

No obstante, el Tratado tiembla en sus cimientos desde la entrada en vigor del actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump que, junto a sus políticas proteccionistas, y el cambio que se producían en la dinámica de empleos amenazó al cambio del Tratado. Tanto fue así que sus amenazas llegaron (y siguen haciéndolo) con intentar destrozar o eliminar el tratado por completo.

David Mendez No hay comentarios

¿En qué consiste el Tratado CETA?

En el mundo existen multitud de acuerdos comerciales que tratan de velar por un buen comercio, así como defender la integridad de las Naciones que los componen. Hoy hablaremos de un Tratado en concreto: el CETA.

Llamado Acuerdo Integral sobre Economía y Comercio (AIEC o CETA, por sus siglas en inglés), se denomina así al tratado de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá.

Como sucedía con el TTIP, otro acuerdo de la Unión Europea con Estados Unidos, se critica de que las negociaciones que se están llevando a cabo entre los diferentes Estados no se está viendo a la luz. Se habla de que se está llevando todo este proceso mediante mucho secretismo, y sin tener en cuenta las opiniones de los ciudadanos.

Las incidencias que este acuerdo tendría no solo sería al comercio, sino a todo lo que le rodea: tendría consecuencias laborales para los trabajadores, jurídicas, sanitarias o incluso medioambientales. No obstante, aunque la Unión Europea y Canadá hayan entrado en negociaciones, no ha entrado en vigor ningún acuerdo que permita que exista libre comercio entre estas dos potencias.

¿Cuáles son los pros y contras del CETA?

Obviamente, aunque solo se hablen de las manifestaciones en contra del CETA, existen algunas otras razones para estar a favor de este acuerdo.

En primer lugar, hablaríamos de la desaparición de algunos de los aranceles o limitaciones que existen entre los Estados que firmarían dicho acuerdo. De esta forma, los aranceles eliminarían el coste que incide sobre las importaciones o sobre las exportaciones que salen o entran de estos países.


Encontramos otra ventaja cuando hablamos de la importación ciertos productos alimenticios modificados genéticamente que están prohibidos en la UE pero no en Canadá, lo que se podría encontrar cierta vía libre para acceder a dicha Unión.

Por otro lado, las empresas europeas podrían también entrar a competir mediante contratos públicos en Canadá. Aunque como estas dos últimas ventajas pueden poner en peligro la integridad de Canadá, está por verse si se podrían llevar a cabo.

Ni que decir tiene que, además, ambas potencias y, sobre todo sus empresas, ahorrarían en costes de importación y exportación.

Pero como todo en esta vida, el Tratado CETA ha recibido críticas o algunos puntos negativos que impiden que se vea este Tratado como del todo beneficioso para las potencias. Para empezar, es que el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) junto a este tratado se han llevado con mucho secreto y que no se ha tenido en cuenta las opiniones de los ciudadanos para decidir sobre lo que se piensa hacer. De este modo, es mucha la desconfianza que crece acerca de los objetivos a perseguir por cierto Tratado y a quién beneficiaría realmente.

Otro de los inconvenientes o desventajas que se ha criticado de este tratado es que, si se llegase a firmar, el CETA serviría como una puerta abierta para las importaciones de productos estadounidenses a Europa, saltándose los aranceles impuestos entre un Estado y otro.

En cuanto a otro de los principales inconvenientes que encontramos es que, realmente, en un primer momento el CETA creaba un sistema de tribunales para resolución de litigios de carácter privado. En cambio, dichos tribunales serán ahora públicos y los jueces serán designados por la UE y Canadá.

David Mendez No hay comentarios

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes del TTIP?

Desde siempre, el comercio ha supuesto uno de las cosas más importantes en una sociedad. Tanto es así, que cada país, comunidad económica o región establece sus leyes para poder poner unos límites a dichas transacciones que se pueden originar. Por esa razón nacen tratados como el TTIP.

¿Qué es el TTIP?

La Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (ATCI, o TTIP por sus siglas en inglés) es una propuesta de tratado de libre comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos. El acuerdo generaría crecimiento económico de las naciones integrantes, aumento de la libertad económica entre estos países y fomentaría la creación de empleo.

No obstante, la cara de la doble moneda (los críticos y analistas de la situación) advierte que esto se lograría gracias al empoderamiento de empresas multinacionales, el desequilibrio del mercado y la baja protección socio-medioambiental que sufriría la sociedad por rebote.

Entre los escritos que argumentaban la creación de este acuerdo, figura que los gobiernos no podrían regular ciertos sectores de la economía como es la banca, los seguros, las telecomunicaciones, etc. Todo esto implicaría que las propias empresas reclamen a los Estados correspondientes los beneficios no alcanzados debido al Tratado firmado que, en primer instancia, no les ha beneficiado como deberían.

Beneficios del TTIP

Entre los beneficios que pueden generarse a través del acuerdo, destacamos los siguientes:

  • El acuerdo pretende que se controle gran parte del comercio del mundo. Los mercados de Estados Unidos y de la UE suponen 1/3 del total del comercio del mundo.
  • Mayores ganancias, al evitar que existan leyes duplicadas entre ambos comercios que puedan retrasar el intercambio.
  • Evitar que existan tantas barreras en algunos sectores donde se interponen las barreras (farmacéuticos, productos agrícolas, financieros, etc).


  • La creación de estándares por parte de la coalición entre ambas macro-potencias: EEUU y UE.
  • Prospectivas económicas apuntan al aumento del PIB en los países de la UE y en general.
  • Mejora de la protección intelectual y del establecimiento de reglas de circulación internacional.

Riesgos del TTIP

En cambio, también existen algunas críticas y supone riesgos. Te lo contamos:

  • En primer lugar, estamos ante un Tratado que se está realizando y organizando sin contar con la opinión de la ciudadanía. ¿De verdad se están planteando los objetivos que se quieren plantear? Hay mucha desinformación sobre el asunto que no se está publicando ni se está teniendo en cuenta.
  • La soberanía de los Estados se verían modificadas debido a este tratado que cambiaría el comercio. No obstante, el comercio no es el único que se vería afectado, sino todo lo que le rodea y se vea directamente afectado: democracia, trabajo, alimentación, medioambiente, etc.
  • El TTIP es un acuerdo que trata de convertir ciertas acciones en permisibles, dañando los derechos e intereses sociales que algunos Estados miembros les ha costado conseguir.
  • El Tratado, si se estudia y ve de cerca con lupa, trata de dar empoderamiento a las empresas transnacionales con el objetivo de crear "puestos de trabajos".
  • El Tratado podría cambiar y rebajar los estándares laborales y ambientales, haciendo que los ciudadanos pierdan en derechos con respecto a su situación previa. Por un lado, la rebaja de derechos laborales se haría con la idea de alcanzar el objetivo de crear más puestos de trabajo (a costa de reducir derechos a los demás). La rebaja de estándares ambientales perjudicaría la situación ambiental de los países que integren el tratado.
David Mendez No hay comentarios

¿Qué son los lobbies y por qué son importantes para la economía?

Cuando hablamos de lobbies, se nos viene a la cabeza dos conceptos totalmente diferentes. Uno de ellos es la acepción de entrada o vestíbulo principal de un determinado edificio. La otra acepción es la que te vamos a definir a continuación.

¿En qué consisten los lobbies?

Un lobby (el singular de la palabra lobbies) es un grupo de personas con intereses comunes que tratan de llevar a cabo acciones (normalmente manifestaciones), en detrimento de determinados sectores que tienen relación con las Administraciones Públicas. En este sentido, podemos destacar algunos lobbies importantes como lo son el de la energía, la salud y la banca que tratan de conseguir una serie de objetivos mediante unas determinadas acciones de forma comunitaria.

Comúnmente se ha connotado como negativo este tipo de acciones pero todo lo contrario, normalmente los lobbies sirven para llevar a cabo ciertas acciones o peticiones que los Gobiernos no están teniendo en cuenta. De este modo, las decisiones que tomen los Gobiernos no serán solo bajo el interés propio y sin tener en cuenta la opinión de los demás, sino todo al contrario.

La importancia de los lobbies

Los lobbies tienen un importante papel en la economía. Como hemos dicho, suelen estar para poder reclamar o exigir ciertas cosas que no se están teniendo en cuenta a los gobiernos. Por este motivo, decimos que la importancia de estos grupos de personas son clave en la sociedad.

Lo habitual (y normal) es que los lobbies se escondan creando falsas ONG que, al fin y al cabo, buscan un bien común para los integrantes que apoyan sus decisiones. Otros, en cambio, son grupos de empresas que tienen ciertos objetivos en común y los reclaman en la sociedad.


Si este grupo de personas son capaces de cambiar ciertos aspectos de la economía, son capaces de incidir en la sociedad. De ahí la estrecha vinculación entre lo que sucede en la economía y lo que se deriva de la sociedad.

Algunos de los lobbies que más influyen sobre la economía son los lobbies financieros. El "City of London", por ejemplo, representa a un grupo de bancos que operan desde Londres y que apoyan campañas para la regulación sobre los fondos de alto riesgo (o también conocidos como hedge founds). Otros ejemplos de este tipo de lobbies son el de la Dirección General de mercado Interior o la Asociación de Gestión de inversiones Alternativas.

¿Son buenos o malos su existencia?

Ante determinada pregunta existe mucha ambigüedad. Los lobbies pueden ser buenos, como hemos explicado, porque tratan de ayudar a la sociedad a que se incline hacia ciertos aspectos que los Gobiernos no habían tenido en cuenta y se cambien ofreciendo un resultado mejorable para todos en común.

El problema aparece cuando los lobbies se manifiestan en contra de ciertos derechos que beneficien a la sociedad en colectivo o cuando velan por su propio interés, solamente. Cuando los problemas, necesidades o ambigüedades se explican razonadamente no tiene por qué haber problemas. Pero cuando se hace de manera incorrecta, se presionan a los Gobiernos continuamente y encima se usa la amenaza para que se actúe, la existencia de los lobbies puede llegar a ser perjudicial más que beneficioso.

Por esta razón y ante la duda, recomendamos que nos informemos sobre determinados lobbies que están siendo criticados. Muchas de las críticas que se reciben se hacen mediante periódicos que esconden ciertas ideologías políticas detrás cuando, realmente, el único objetivo de ciertos lobbies es el cumplimiento los objetivos de su grupo.

David Mendez No hay comentarios

¿En qué consiste el dinero fiat?

Lo llevamos en la cartera y no lo sabemos. Hasta hoy: te vamos a contar qué es el dinero fiat y de dónde proviene su nombre.

Si alguna vez te has preguntado de dónde viene el dinero que tenemos en el bolsillo, la respuesta está a manos del dinero fiat. Se denomina dinero fiat al que existe por decreto o por una orden de la autoridad que gobierna en determinado territorio. Dicho dinero es imposible que se pueda intercambiar por otro material que tenga valor (es decir, que aunque esté hecho de oro no se puede intercambiar por oro). Y tampoco cuenta con respaldo.

Dinero fiat vs dinero fiduciaro

Desde el gobierno del presidente francés Charles de Gaulle y del acontecimiento del endeudamiento de la Administración Nixon por la guerra de Vietnam, se tomó la decisión en 1971 de abandonar la convertibilidad de las monedas en el oro que tenía cada país. Esto es lo que se llamaba patrón oro: el dinero que tenía un país era respaldado por la cantidad de oro que tiene en reserva.

El dinero fiduciario era el que, hasta ese entonces, estaba en circulación en la sociedad. Con dinero fiduciario nos referimos a la cantidad de dinero con respaldo, que representa el valor atesorado por un Gobierno. Es decir, que la cantidad de oro que tenga un Gobierno se verá reflejado en el dinero que se imprima.

A contrario de lo que sucedía con el dinero fiduciario, lo contrario que podemos encontrarnos es lo que estamos definiendo hoy: el dinero fiat. Se trata de dinero que se le ha dado un valor ficticio y que no se encuentra respaldado por oro o cualquier otra cosa.


El dinerio fiat como moneda

El dinero fiat será usado como moneda de intercambio en el comercio con total normalidad, tal y como se hacía con el dinero fiduciario. Actualmente en el mundo es el único medio de pago válido y que se ha estandarizado. A diferencia del dinero fiduciario, el dinero fiat es una medida de valor, un instrumento de intercambio y un medio de pago, pero no reserva de riqueza.

En este sentido, los gobiernos y las instituciones públicas autorizadas son las encargadas de poder emitir este tipo de dinero. Esto se hará cuando el dinero haga falta en una economía, aunque como no está respaldado por ningún patrón específico (como sucedía con el patrón oro como hemos dicho), pues solo se hará falta de órdenes para imprimir nuevos billetes.

Por otro lado, los bancos también son capaces de emitir dinero fiat a través de diferentes formas. El multiplicador monetario tiene mucho que ver a la hora de generar este tipo de dinero que, como decimos, no tiene por qué respaldarse en algo sólido.

Un ejemplo de cómo podría generar dinero fiat el banco es a través de la generación de préstamos de manera ficticia o de crear préstamos respaldándose en activos financieros que posea (por ejemplo propiedades suyas, casas, etc). Obviamente, los bancos o entidades bancarias se enriquecerán de ello gracias a los intereses que cobrarán a sus clientes por el préstamo recibido. De esta forma, el dinero que obtiene sí sería real, aunque no lo sea el préstamo que ha dejado a sus clientes.

Dinero fiat en los mercados actuales

Debido a la volatilidad de los mercados actuales y de la importancia que han tenido los activos financieros, el dinero fiat se convierte en el único dinero estable y que es posible mantener en el presente. Si por un casual imaginemos que volviese el patrón oro, esto sería imposible debido, en gran parte, al cambio tan repentino de valor que le sucede día sí y día también.

David Mendez No hay comentarios

Todo lo que debes saber sobre las finanzas conductuales

La neurociencia ha aportado mucho al mundo de la economía. De gran importancia lo es hoy en día las prácticas del neuromarketing, como así lo hace en las finanzas. Este caso es el que te vamos a explicar en este artículo.

Es importante que tengamos en cuenta que la psicología, la economía y la neurociencia (en concreto, la neuroeconomía) van a incidir para formar el concepto de finanzas conductuales. Pero, ¿qué es exactamente?

¿Qué son las finanzas conductuales?

Las finanzas conductuales (también conocidas como finanzas del comportamiento) es aquella rama de las finanzas que trata de justificar cómo se comportan las personas y toman sus decisiones desde un punto de vista psicológico. Para ello, como hemos indicado, se hace necesario del análisis de la persona desde un punto de vista psicológico, así como de las finanzas tradicionales.

Para justificar el comportamiento de las decisiones de las personas, se dice que las emociones y sus pensamientos inciden. La presentación de la información, así como las características de los participantes que se muestren en el mercado determinarán que una persona tome una decisión u otra.

De este modo, la mayoría de veces que se toman decisiones se tiene en consideración el comportamiento de las personas. Muchos estudios han avalado que su comportamiento llega a incidir sobre la decisión final de la persona.

Subdivisión de finanzas conductuales

Tenemos dos tipos de finanzas conductuales:

  • Microfinanzas conductuales: Hace referencia al estudio del comportamiento de las tomas de decisiones que toman los individuos.
  • Macrofinanzas conductuales: Este tipo de finanzas trata de dar el por qué los mercados eficientes se encuentran lejos de los mercados actuales.


Algunas teorías de finanzas conductual

Obviamente, para poder entender el concepto existen diferentes teorías sobre las finanzas conductuales.

La teoría de la racionalidad limitada trata de explicar las finanzas asumiendo que el conocimiento humano presenta límites, y que por eso elimina varios supuestos o reglas que se rigen en las finanzas tradicionales.

Los humanos somos seres racionales, pero también somos seres emocionales. Esto implica que muchas veces actuemos de forme a la lógica, pero muchas otras dependiendo de nuestras emociones. Esto se debe a que no somos del todo racionales: no todo lo que vamos a hacer depende del razonamiento que hayamos planteado.

La racionalización implicaría estudiar y ejecutar nuestras acciones teniendo en cuenta todas las consideraciones u oportunidades que existen en el mercado, pero por comodidad y preferencias no hacemos eso.

Otra de las teorías que podemos encontrar dentro de esta rama de las finanzas es la llamada teoría prospectiva. Según esta teoría, las personas tomamos las decisiones financieras cuando existe riesgo. Esto se debe a la "aversión a la pérdida" que es el concepto o la importancia que le damos a las pérdidas frente a las ganancias en una decisión financiera.

La aversión al riesgo implicará que una persona esté más o menos de acuerdo a una toma de decisiones financieras. Dependiendo de cómo está de acuerdo para asumir pérdidas, invertirá más o menos. También, dependiendo de cómo está de acuerdo en asumir pérdidas, la persona se pensará más o menos las decisiones antes de hacerlo.

El tiempo en el que las personas toman sus decisiones, por qué lo hacen o qué factores explican un comportamiento u otro en las finanzas son las estudiadas en las finanzas conductuales. Las finanzas tradicionales no son capaces de explicar esto, pues solo se centran en explicarlas según los comportamientos racionales que las personas tomen.

David Mendez No hay comentarios

¿Qué es y cómo funciona el Esquema Ponzi?

¿Te imaginas no pagar los intereses de una inversión o tratar de ocultarlos para evitar tener que pagarlos? Enhorabuena, pues en este artículo trataremos de conocer qué es y cómo funciona este método conocido como Esquema Ponzi. Pero ojo, pues no pretendemos que lo uses, ya que es un método ilegal, por lo que recomendamos no aplicarlo.

¿Qué es el Esquema Ponzi?

El Esquema Ponzi es un fraude generado por un delincuente italiano llamado Carlo Ponzi que se hizo famoso por, además de crear este fraude, estafar a varias personas en los años 20 en los Estados Unidos. El fraude, como hemos indicado, se trata de pagar los intereses de una inversión mediante el mismo dinero que se ha invertido para la misma.

Hay que tener cuidado, pues aunque hemos indicado que es ilegal realizar este método para tratar de evitar los intereses de una inversión, se sigue utilizando. La estafa ponzi se sigue utilizando entre algunos inversores que tratan de sacar provecho de algunas personas que no tienen ni idea de finanzas o su conocimiento no les permite reconocer este tipo de estafas.

¿En qué consiste el sistema Ponzi?

Para poder evitar caer en una estafa de este nivel, es importante conocer las características que diferencian este método.

La situación se plantea con una persona (ya sea jurídica o física) que ofrece una rentabilidad con buenas condiciones a inversores, por lo que las personas interesadas ceden rápidamente. Los intereses del dinero que será prestado son pagados con el dinero que invierten los nuevos clientes. Esta situación se repite varias veces hasta que el prestador no encuentra nuevas "víctimas", por lo que si pillan a los estafadores, las víctimas se quedan sin el ahorro que han invertido.


Como vemos, es una situación muy angustiosa sobre todo si sucede esto último que hemos indicado. No obstante, podemos evitar que esto suceda cuestionando las rentabilidades que nos ofrecen. Caer, como hemos dicho, es muy común en personas que no tienen conocimiento, pero incluso a las personas que tienen mayores conocimiento puede llegar a sucederle.

¿Cómo evitar caer en un sistema Ponzi?

Para prevenir cualquier tipo de fraude y poder evitar caer en un sistema Ponzi lo ideal sería desconfiar de aquellas rentabilidades altas de algunos productos financieros que vemos, con respecto a otros del mercado. Si la diferencia es abrupta, está seguro que deberemos de dudar de si dicha inversión es o no segura. Recuerda que el reclamo de los estafadores es intentar engañar a sus víctimas con grandes rentabilidades: si ves una que se diferencia de las demás, DUDA.

Por otro lado, debemos de tener cuidado con lo que vayamos a firmar. Desde que existe Internet, poder invertir en productos de esta escala se ha convertido en una manera muy fácil y cómoda de realizar este tipo de operaciones. No obstante, no está de más que leamos con detenimiento los contratos de las inversiones que vayamos a realizar, pues así podemos saber si caeremos en una estafa de la escala que hemos comentado o no.

Por último, y como mayor consejo que podemos ofreceros: ¿es fiable la persona (jurídica o física) a la que vas a comprar el producto financiero? ¿Cómo de fiable es? Obviamente los bancos más habituales no van a incurrir en este tipo de estafas, pero es importante que eches un vistazo a las entidades supervisadas por el Banco de España para poder adquirir un producto sin problema alguno.

Si vas a adquirir un producto que no se encuentre dentro de las listas de entidades supervisadas por el Banco de España, deberías dudar y replantearte mucho el hecho de adquirirlo ahí o no. Quizá la sorpresa futura sea mejor que la inversión que vayas a realizar.

David Mendez No hay comentarios

¿Cómo funciona la Ley de rendimientos decrecientes?

En economía existen muchos conceptos que tratan de explicar simples aspectos que serán clave para entender otros tantos en esta ciencia. Hoy te contaremos de qué trata la Ley de rendimientos decrecientes, que tan conocida es.

La Ley de rendimientos decrecientes hace referencia a la disminución que presenta un producto a medida que se añaden factores productivos a su creación. Este decrecimiento puede afectar también a los servicios, y presenta una tendencia marginal. La tendencia marginal hace referencia a que el aumento es cada vez menor.

La explicación de la ley de rendimientos decrecientes se debe a que al incrementar la cantidad de un factor productivo de un bien o servicio, la producción que genera sea cada vez menor; su rendimiento baja a medida que el factor se va incrementando.

Según esta teoría, para que esto ocurra, los demás factores productivos deberán permanecer fijos. Y lo que ocurriría será que la cantidad de producto final que obtenemos es menor a medida que vamos produciendo más.

Puede llegar el punto que incluso el aumento del factor productivo incida negativamente en el rendimiento de la producción y se vuelva inverso. Esto se traduciría en que la producción no dejaría solo de desacelerarse sino, llegado a un determinado punto, comenzar a disminuir.


¿Dónde se aplica la ley de rendimientos decrecientes?

Como hemos indicado, este concepto es muy importante en economía, pues está muy ligado con multitud de fenómenos que se suceden en ella.

No obstante, hay que diferenciar este concepto del de deseconomías de escala que es justo contrario al de economías de escala. En este concepto, las disminuciones producidas en la producción se deben a que aumentan todos los factores que intervienen en su producción, a diferencia que en la ley de rendimientos decrecientes.

Entendido esto, la aplicación de la Ley de rendimientos decrecientes es múltiple en diferentes aspectos. Podría ser aplicable al factor humano. Imaginemos que aumentamos la cantidad de trabajadores que tenemos en un taller, posiblemente la productividad que generemos es mucho menor que si el número de personas que había anteriormente.

No obstante, esta proporción no siempre se comporta de la misma manera: no siempre que se aumente la cantidad de trabajadores del taller se va a conseguir grandes beneficios. En este caso es el factor humano el que se ha aumentado, y algunos otros factores se han mantenido constante, por ejemplo las dimensiones del taller. Si aumentamos la flota de personas que trabajan allí, posiblemente ganemos en productividad hasta cierto punto, pero llegará un punto en que no nos salga rentable. Esto podría deberse a que no son tantos los coches que vienen a arreglarse, no se requiere tanto personal, o incluso si hay suficiente demanda no existe suficiente espacio en el taller para trabajar (los trabajadores se chocan, no hay espacio para reparar los vehículos, etc).

Por otro lado, otros factores también son importantes y presentan este tipo de comportamientos. Es por ejemplo el factor capital: máquinas, instalaciones, dinero, etc... Todo influye a la hora de la fabricación de bienes o servicios. Siguiendo con el ejemplo anterior, si compramos una máquina que uno de los operarios sabe manejar muy bien seguro aumentamos nuestra producción y así ganar más dinero. No obstante, comprar dos máquinas siendo solo una persona la que tiene el permiso para usarla podría ser un desperdicio y, a la larga, convertirse más en una pérdida que en un beneficio.

David Mendez No hay comentarios

¿Qué es y cómo se nacionaliza la banca?

Es importante conocer, en primer lugar, qué es y para qué sirve nacionalizar una banca. Posteriormente veremos sus beneficios y cómo se lleva a cabo el proceso.

Nacionalizar una banca o una entidad financiera o cualquier empresa privada es cambiar los propietarios de dicha empresa por otros que sean dependientes del Estado. En este sentido, se puede presentar la salida de los actuales accionistas siendo reemplazados por una personalidad jurídica dependiente del Estado.

De este modo, las decisiones que se tomen pasan a ser del Estado: se traspasa el control de la empresa y queda a manos del Estado las acciones que se vayan a tomar. Este proceso se le conoce también como expropiación, ofreciendo una indemnización a los propietarios iniciales por la pérdida de la titularidad de los bienes que se tenía. No obstante para que se lleve a cabo la expropiación, la iniciativa de compra debe ser por parte del Estado y no del titular de la empresa (entonces sería una compraventa). Entonces pasa a ser un banco público, ya que pasa a ser propiedad del Estado.

Beneficios de nacionalizar la banca

La nacionalización de la banca puede resultar de provecho para algunos, pero sobre todo para el Estado que se verá altamente beneficiado de los posibles beneficios que le puede arrojar dicha nacionalización.

En primer lugar, la nacionalización puede ayudar a las empresas que no son capaces de seguir adelante sin una ayuda económica o de un apoyo que los respalde. Quizá cambiando de accionistas se mantiene la estructura interna de funcionamiento de la empresa, pero con dinero inyectado que es capaz de soportar y ayudar las decisiones que decidieron tomarse.

En segundo lugar, también ayuda al Estado a mantener un mayor control sobre las acciones que se llevan a cabo a partir de esta expropiación. Conocer las acciones que se van a tomar o tener el control de ellas puede suponer un gran beneficio si pueden modificarlo o adaptarlo para dar mejores soluciones a ciertos aspectos de la sociedad.


Realmente, la nacionalización de la banca es una solución que beneficia al Estado y a los organismos públicos. Veamos ahora otro de los aspectos más importantes: el proceso de cómo se nacionaliza la banca.

¿Cómo nacionalizar la banca?

Como ya hemos indicado anteriormente, para poder nacionalizar la banca, ésta debe realizarse mediante una expropiación (que sea el Estado quien acuda a su rescate) y no mediante compraventa (donde es la empresa la que acude a que le ayude).

Se deberá decidir si la expropiación se va a realizar mediante expediente administrativo o mediante expediente legislativo. Puesto que cuando se realizan este tipo de control es para poder salvar de forma inmediata a una empresa, la expropiación se hará mediante ley, en concreto un Real Decreto aprobado por el Gobierno.

Tras su publicación en el BOE, se deberá establecer quiénes serán los propietarios nuevos de la empresa, cómo se relacionarán con los antiguos, la indemnización a antiguos propietarios, entre otros parámetros. Igualmente, modificaciones del funcionamiento de la empresa y la empresa en sí también deberá ser recogido en la Ley.

En cuanto a la indemnización que deberá pagarse a los antiguos propietarios queda a disposición de la Administración ajustar dicho importe. No obstante, el período de pago también depende mucho del juicio y de la duración del mismo. La expropiación y la magnitud de la ayuda que el Estado ha ofrecido determinará el plazo de pago de la indemnización, así como la cuantía última a pagar.

Este proceso suele ser corto y rápido, aunque hay casos famosos (como el de Ruíz-Mateos) en el que el tiempo se alarga.

David Mendez No hay comentarios

¿De qué factores depende el crecimiento económico?

Antes de responder a la pregunta del título es conveniente que demos una vuelta sobre el concepto de crecimiento económico y diferenciar los tipos de crecimiento económico que podemos encontrar.

En primer lugar, entendemos crecimiento económico cuando crece positivamente los estándares de vida de un determinado territorio o país. Estos se miden en términos de capacidad productiva en su economía y de su renta delimitado de un período de tiempo concreto (normalmente cada año).

Por otro lado, para poder diferenciar un tipo de crecimiento económico de otro es importante que se hablen de los factores que inciden sobre él. En cada país (o territorio determinado que se utilice), estos factores tendrán una relevancia más o menos importante con respecto a lo que sucede en otros países.

¿Cómo se consigue el crecimiento económico?

Las economías crecen gracias a estos factores, y explican a su vez las causas y posibles cambios que se pueden llevar a cabo. Entre los factores más relevantes para el crecimiento económico, encontramos los 3 siguientes:

  • Inversión en capital. Es importante brindar a los trabajadores de los mejores recursos para que puedan realizar su trabajo de la manera más efectiva y correcta posible. Así pues, las herramientas que utilicen, sería un ejemplo de los factores que sería bueno mejorar o cambiar.
  • Tecnología. Muy relacionado con el factor anterior. Este factor ayuda a la evolución en modelos de trabajos, a conseguir mejoras en las herramientas y en los medios de producción y ayuda a potenciar la investigación.
  • Educación. Muy importante para que se lleve a cabo un proceso de aprendizaje para los que serán los futuros trabajadores. La inversión en capital humano juega el papel de poder aumentar la producción y la productividad de un determinado oficio de la mejor manera posible.




Aunque no se comente, estos 3 factores claves giran en torno a un concepto común: el trabajo como símbolo del cambio de una economía. Cambiar uno de estos tres factores podrá potenciar o ayudará a que el crecimiento económico de un país sea positivo.

Tipos de crecimiento económico

En concreto, cuando se habla de crecimiento económico, junto a los factores vistos y a la causa final que hemos comentado, nos estamos refiriendo a un incremento del PIB de la economía. Esto, del todo, no es así, pero en cierto modo está relacionado. Gracias a la inversión en capital, tecnología y educación se puede conseguir aumentar el trabajo, la producción, y los bienes y servicios que se producen en un país.

De este modo, el PIB puede ayudar a que dicho crecimiento económico sea positivo, creándose 5 escenarios diferentes que explican los tipos de crecimiento económico de dicho país.

  • Se descubren nuevos recursos que se puede explotar. Cuando se encuentran nuevas fuentes de materias primas se intentan fabricar más productos, por lo que aumentando la producción podríamos llegar a la conclusión de que aumente su crecimiento económico.
  • Se crean nuevas tecnologías. Como hemos dicho anteriormente, las nuevas tecnologías harían que el crecimiento económico de un país se disparase. La Inteligencia Artificial (IA) ha hecho que muchas empresas tecnológicas salgan a la luz y empiecen a fabricar productos totalmente nuevos que antes no existían. El panorama está cambiando debido a este importantísimo factor.
  • Aumento de participación en mercado laboral. Cuando aumenta el número de trabajadores en un país, aumenta también consigo el número de bienes y servicios que se quieren fabricar, pues se tienen más necesidades, lo que aumentaría el crecimiento económico.
  • Especialización laboral. La economía de un país se ve mejorada por las mejores que se implementan en la educación de los trabajadores o de las personas que quieren entrar al mundo laboral. Si esta es alta, el crecimiento económico se dispara; incluso las empresas confían más en estos países que en otros.
  • Aumento del comercio. Las regulaciones impuestas en un determinado territorio (aranceles, barreras, etc) hacen que un país produzca más o menos: si se puede vender más, habrá que producir más, por lo que hay más crecimiento.