David Mendez No hay comentarios

Normas Internacionales de Contabilidad

Existen unas normas comunes en contabilidad que permiten la comparación de datos entre diferentes empresas, así como entender mejor dicha rama de la economía. Son unas normas comunes que deben ser respetadas por las empresas de los países adscritos.

¿Qué son las NIC?

Las NIC son la abreviatura de Normas Internacionales de Contabilidad, que fueron creadas desde 1973 hasta 2001 y que se trata de un conjunto de normas estándares contables.

Este grupo de normas pretende hacer que la información que se presente sea un estándar para todos, lo que permita su comparación, visualización, que se puedan entender, etc. La información en la que se requiere dichos estándares es en los estados financieros, así como la información que contienen dichos estados.

Normas Internacionales de Contabilidad

Rattanasak Khuentana || Shutterstock

El objetivo principal es reflejar la información que se maneja cuando se realizan movimientos en el negocio, y presentar una imagen fiel y transparente de la situación financiera de las empresas que usen dichas normas.

¿Dónde está englobado las NIC?

Para empezar, la Junta de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB) ha establecido una serie de Normas e Interpretaciones en las que se incluye:

¿Cuáles están vigentes?

A día de hoy, el IASB ha emitido 16 NIIF y 13 interpretaciones vigentes en este momento. En concreto, todas las que podemos encontrar vigente son las siguientes:

  • NIC 1. Presentación de estados financieros.
  • NIC 2. Inventarios.
  • NIC 7. Estado de flujos de efectivo.
  • NIC 8. Políticas contables, cambios en las estimaciones contables y errores.
  • NIC 10. Hechos ocurridos después del período sobre el que se informa.
  • NIC 11. Contratos de construcción.
  • NIC 12. Impuesto sobre las ganancias.
  • NIC 16. Propiedad, Planta y Equipo.
  • NIC 17. Arrendamientos.


  • NIC 18. Ingresos ordinarios.
  • NIC 19. Beneficios a los empleados.
  • NIC 20. Contabilización de las subvenciones del Gobierno e información a revelar sobre ayudas gubernamentales.
  • NIC 21. Efectos de las variaciones en los tipos de cambio de la moneda extranjera.
  • NIC 23. Costos por préstamos.
  • NIC 24. Información a revelar sobre partes relacionadas.
  • NIC 26. Contabilización e información financiera sobre planes de beneficios por retiro.
  • NIC 27. Estados financieros consolidados e individuales.
  • NIC 28. Inversiones en empresas relacionadas.
  • NIC 29. Información financiera en economías hiperinflacionarias.
  • NIC 31. Participaciones en negocios conjuntos.
  • NIC 32. Instrumentos financieros: Presentación.
  • NIC 33. Ganancias por acciones.
  • NIC 34. Información financiera intermedia.
  • NIC 36. Deterioro del valor de los activos.
  • NIC 37. Provisiones, activos y pasivos contingentes.
  • NIC 38. Activos intangibles.
  • NIC 39. Instrumentos financieros: reconocimiento y medición.
  • NIC 40. Propiedad de inversión.
  • NIC 41. Agricultura.

¿Dónde se aplican estas normas?

Pues dependiendo del país o la región en la que nos encontremos su aplicación será una u otra:

  • Las NIIF han sido creadas por la UE, por lo que sus países están usando estas normas. Aún así, es recomendable comprobar cuáles son aplicables en la UE, así como su status.
  • En Estados Unidos, las empresas que cotizan en bolsa puede presentar sus estados financieros mediante la US GAAP o las NIC.
  • Países asiáticos y americanos también están intentando adoptar estas Normas.
  • Por otro lado, más de 102 países requieren o usan las NIIF frente a otros muchos tantos que no.
David Mendez No hay comentarios

Normas Internacionales de Información Financiera

La contabilidad es una rama de la economía que de por sí es muy amplia, pero aún más lo es cuando se trata de diferente forma en diferentes partes del mundo. En cierto modo, se es necesario establecer unos sistemas o normas comunes para que todos tengamos acceso a la información que se comparte, por lo que existen las NIIF.

Pero, ¿qué es y qué beneficios pueden aportar? Vamos a verlo.

¿En qué consisten las NIIF?

Las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) o IFRS (sus siglas en inglés), como su propio nombre indica, son unas medidas o estándares internacionales de contabilidad que tratan de establecer reconocimiento, medición, presentación e información a las transacciones y movimientos que se realicen en una empresa y que se vea reflejado en sus estados financieros.

Estas normas estandarizadas permiten que se establezcan unas pautas comunes para todos, así como una consistencia en los temas tratados.

¿Y qué nos aportan estas medidas?

Pues, como hemos comentado, estandarizar la información financiera que estamos produciendo nos permite establecer una mayor consistencia en las políticas contables de nuestra empresa, ganando en transparencia y poder comparar mejor los resultados con otros.

Además, nos permite tener un mejor acceso a mercados de capital, usar el mismo lenguaje contable y/o financiero que el resto de las empresas, reducir costes, una modernización de la información que tratamos, etc. Sin duda, estas medidas pretenden ayudar a la empresa a tomar decisiones y hacer más fácil el manejo de información entre diferentes empresas.

¿Existe marco legal de la NIIF?

Realmente no existe un marco legal de la NIIF en el que basarse todo esto. Sin embargo, lo que sí existe son los principios básicos en el que se establecen los objetivos de los estados financieros y nos da información sobre la posición financiera, rendimiento y cambios que se producen en las finanzas de una entidad.

¿Cuáles son los elementos de los Estados financieros?

Los elementos que se integran son:

  • El activo: son todos los recursos controlados por la empresa y de los que se espera obtener beneficios económicos de ellos.


  • El pasivo: son las obligaciones que tiene la empresa y que, para saldarse, tendrá que desprenderse de recursos que le aporten beneficios económicos.
  • El patrimonio neto: son los recursos que tiene la empresa una vez se ha eliminado todas las obligaciones que tenía contraída.
  • Los ingresos: se trata del incremento de dinero gracias a activos o decrecimiento de los pasivos.
  • Los gastos: en este caso, se trata del pago o la obtención (o compra) de bienes y/o servicios para ayudar a la actividad de la empresa.

¿Cuál es el contenido de los Estados financieros?

En este sentido, se exigen algunos estados financieros para poder llevar a cabo lo que el NIIF propone.

Para que se tenga validez es necesario que todos los documentos siguientes se presenten de forma conjunta, pues la importancia de todo ello es que concuerde y se tenga la información a la emisión del primer documento. Por ello, no es posible que se presente de forma parcial.

Los documentos son:

  • El Estado de situación patrimonial o, comúnmente llamado, el Balance (patrimonial).
  • El Estado de Resultados o, comúnmente llamado, la Cuenta de Pérdidas y Ganancias.
  • El Estado de evolución de patrimonio neto y Estado de Resultados Integrales.
  • El Estado de Flujo de Efectivo o, también llamado, Estado de origen y aplicación de fondos.
  • Todas las notas que se hayan hecho así como un resumen de las políticas de contabilidad significativas que se hayan llevado a cabo.
David Mendez No hay comentarios

¿Qué es y cómo funciona la normalización contable?

En las empresas, la contabilidad es una de las ramas de la economía más fundamentales, junto a otros departamentos. Se encarga de contabilizar todas las operaciones que se realizan en la empresa, así como optimizar los recursos para mejorar en su productividad.

No obstante, es importante que entre las contabilidades de una empresa y otra haya cierta semejanza que permita la comparación así como poderse entender lo que se está transmitiendo. De eso mismo trata la normalización contable, un proceso que trata que haya una homogeneización de la normativa y principios contables.

Esta normalización implica que se aplique una normativa común y similar a todas las empresas, sean de donde sean y trabajen en diferentes sectores. Y, obviamente, por esto mismo se plantean diferentes escenarios con respecto a la normalización contable. Encontramos dos grupos de aplicación: la que se encuentra a ámbito nacional e internacional; y la que se encuentra a nivel público y estatal.

Grupo I: Ámbito territorial

  • Ámbito nacional. La contabilidad que se aplica es común a un territorio nacional (de un país o territorio geográficamente concreto). Esto sucede cuando en el territorio se quiere pactar cierta norma común para que todos las empresas de una misma zona o región se rijan bajo dicha norma. La normalización contable de ámbito nacional se debe lograr para que exista cierta armonía o regularización entre las empresas de un mismo país.
  • Ámbito internacional. Se lleva a cabo cuando son varios los países que carecen de contabilidad de ámbito nacional o aquellos que desean unirse de forma común a una normativa contable común. Gracias a esto, se permitirá realizar operaciones internacionales sin problemas, puesto que las empresas que comercializan entre sí cuentan con normativas similares (o iguales).

Grupo II: Proceso de normalización



  • Nivel privado. Para que esto suceda, varios agentes privados (empresas) deben ponerse de acuerdo y entre ellas realizar el proceso de normalización contable. No suele ser muy común que las empresas tengan la iniciativa para hacer esto, pero suele ocurrir en los países en los que el Estado no juega un gran papel. Además, esta práctica también es común entre empresas que tienen o buscan intereses comunes entre ellas.
  • Nivel público. En este caso, es el Estado o cualquier institución pública la que inicia el proceso de la creación de la normalización contable. Los objetivos, por este lado, son crear normas comunes entre las empresas de su país (o países, dependiendo del organismo que sea) y ejercer cierto control, orden y limpieza en los datos que se manejan.

Ventajas de la normalización contable

Entre las ventajas que podemos encontrar gracias a la normalización contable encontramos las siguientes:

  • Ventaja entre aquellos países que pueden mejorar sus transacciones económicas. Esto es básicamente una ventaja ligada a las empresas que sus países cuentan con normalización contable: se pueden ayudar unas a otras, es más cómodo a la hora de realizar un ajuste contable para ambas y se ahorra en tiempo y coste.
  • Se pueden entender los estados financieros. La ventaja anterior radica en la siguiente, y es que los estados financieros (balances, cuentas de pérdidas y ganancias, etc) se pueden entender mejor entre aquellos países que se ha establecido una normalización contable de los que no.
  • El aumento del acceso de inversores. Obviamente, los inversores van a invertir en aquellas empresas en las que la contabilidad la entiendan sin problemas. Si hay alguna que no la entienda porque no está normalizada o es común a algunas otras conocidas del sector, posiblemente no se animen ni a invertir. Esto supone una desventaja para la empresa y, en general, para el país.
David Mendez No hay comentarios

Así es como debes gestionar la contabilidad de tu negocio

Llevar la contabilidad de una empresa es una tarea difícil en la práctica pero muy útil y necesario. Está muy bien conocerse todos los conceptos relacionados a la contabilidad, pero si no sabemos llevarlos a la práctica todo esto no servirá de nada.

Para poder llevar a cabo la contabilidad correctamente se deben seguir ciertos pasos, que los resumimos en los siguientes:

  • Debemos tener en cuenta todos los ingresos, gastos y operaciones que se realicen en nuestra empresa. Además, debemos de tener en cuenta operaciones como los cobros y pagos, que también se deben contabilizar.
  • Por cada una de estas operaciones que hemos encontrado debemos de colocarla en su documento correspondiente. Para ello, deberemos hacer sus asientos contables correspondientes.
  • Debemos tener claro que toda información debe concordar con los bancos en los que tengamos deudas y nos debe dar los mismos resultados que tengamos de acuerdo a sus cuentas, tanto como si nos deben dinero como si debemos nosotros.
  • Por último, es recomendable que echemos un vistazo a las cuentas y saldos para evitar que haya errores en los registros que hemos realizado.

Esto es importante que lo tengamos en cuenta porque debemos presentar estos movimientos en el Registro Mercantil. En general, tenemos que realizar dos operaciones para poder llevar a cabo correctamente la contabilidad de nuestra empresa:

  1. Debemos presentar los Libros de Contabilidad. Estos son, al menos, dos: el Libro Diario (refleja asientos contables ordenados por sus fechas) y el Libro de Inventarios y Cuentas Anuales (incluye el balance de situación, la cuenta de pérdidas y ganancias y balances de sumas y saldos trimestrales).
  2. Aprobar el Depósito de Cuentas Anuales. Esto lo realizan los socios mediante una asamblea, en la que decidirán y aprobarán dichas cuentas, teniendo el plazo de un mes para depositarla en el registro.

Pero... ¿Cómo debo realizar dicha contabilidad en mi empresa? Te lo contamos.

¿Cómo llevar la contabilidad correctamente?

A efectos prácticos deberemos realizar asientos contables que reflejen los movimientos económicos y de capital que hayamos realizado en nuestra empresa. Esto no es solo por una razón fiscal y porque nos lo obligue la Ley, sino para que nosotros tengamos también un control más exhaustivo de todo lo que realizamos en nuestra empresa y a dónde va destinada cada partida.

¿Y qué contabilizo?




Para poder llevar esto a cabo, registraremos en un software de contabilidad todo tipo de movimientos, entre los que encontramos:

  • Compras y gastos que tengamos en la empresa.
  • Ventas e ingresos que hayamos generado.
  • Préstamos y deudas que hayamos contraído con bancos y particulares.
  • Las adquisiciones y ventas de activos.
  • Liquidación de impuestos.
  • Ayudas y subvenciones que hayamos recibido.
  • Inversiones financieras que hayamos realizado.
  • Todos los movimientos bancarios.
  • Todos los movimientos de efectivo.

Vale pero, ¿cómo lo hago?

Como hemos mencionado anteriormente debemos de contabilizar todos los movimientos que hagamos a través de los asientos contables. Puesto que en empresas grandes esto puede resultar un problema por la cantidad de movimientos que tengamos que contabilizar, se es necesario que informaticemos este proceso.

Para ello podemos ayudarnos de un software de contabilidad. Estos softwares nos ayudarán a contabilizar cada registro que se produzca en nuestra empresa, así como tener una mayor agilidad a la hora de poder consultarlo que de forma escrita. Para poder adquirir uno debemos de, o bien ejecutarlo en el ordenador, o bien tener uno en la nube (que al fin y al cabo éste último es la mejor opción, debido a los beneficios que nos da la información en la nube, sobre todo en seguridad a la hora de restaurar copias de seguridad). Conoce los mejores programas de contabilidad que podemos encontrar en el mercado.

Por último, es importante tener en cuenta que para poder contabilizar estos registros como asientos es necesario que tengamos justificantes de operaciones que avalen la información que estamos registrando. Esto servirá para que en un futuro tengamos constancia de lo que registramos, pudiendo ser un contrato, un registro médico, una solicitud, etc...

David Mendez No hay comentarios

¿Cuáles son las diferentes modalidades de contabilidad que existen?

Cuando hablamos de contabilidad nos referimos a la ciencia o rama de la economía que trata de recoger, estructurar y dar sentido a los movimientos que se producen en la empresa. Esto lo puede llevar al empresa de diferentes formas, pues dependiendo de la amplitud o de la complejidad de la empresa ésta se llevara de una forma u otra. El concepto es el mismo, pero la manera en la que se aplica o cómo se aplica es diferente con respecto a cada empresa.

Para poder explicar esto mejor es necesario que tengamos en cuenta que la finalidad de todas ellas es la misma, y es conseguir los objetivos que hemos descrito inicialmente en la definición de contabilidad. No obstante, cada una tendrá unos motivos o finalidades diferentes al de las otras.

¿Qué tipos de contabilidad podemos encontrar?

Los tipos de contabilidad que podemos encontrar lo podemos dividir en 3 grandes grupos: según el origen de los recursos; según la actividad a la que se dedica la empresa; y según la clase de información que se trabaja. A continuación vamos a definir cada una de ellas y los subtipos que tienen cada una.

Según el origen de los recursos

Desde este punto de vista, podemos encontrar:

  • Contabilidad pública. Está relacionada a todos los movimientos que tenga que ver con el Estado y el Gobierno realice a lo largo de un período en un país.
  • Contabilidad privada. Relacionada a las demás personas (tanto físicas como jurídicas) que no tienen nada que ver con la contabilidad pública, como es el caso de particulares.

Según la actividad a la que se dedica la empresa

Como hemos dicho anteriormente, el objetivo de todas las contabilidades es el mismo, pero la finalidad puede variar un poco. En este caso, depende mucho del tipo de actividad a la que se dedica la empresa, pues tendrá una contabilidad específica y característica que una empresa diferente. Tenemos:



  • Contabilidad de servicios. Es la contabilidad de las empresas que ofrecen servicios a las personas. Su contabilidad se caracteriza por tener en cuenta bienes que no son tangibles en su mayoría, y están teniendo mucha importancia en los últimos años.
  • Contabilidad de empresas extractivas. Con empresas extractivas nos estamos refiriendo a aquellas empresas que se dedican a la extracción o explotación de recursos naturales para convertirlo en energía u otros bienes y servicios.
  • Contabilidad comercial. Este tipo de contabilidad es el que se lleva a cabo en empresas que compran y venden productos terminados a personas finales. Es el caso de supermercados, por ejemplo.
  • Contabilidad industrial. Es la contabilidad que se lleva a cabo por empresas que obtienen las materias primas o productos semi-terminados para transformarlos a productos terminados y ponerlos a la venta.

Según la clase de información que se trabaja

Esta clasificación es la más conocida entre todas, y encontramos:

  • Contabilidad financiera. Refleja información relacionada al estado financiero de la compañía.
  • Contabilidad de costes. Refleja información relacionada a empresas con carácter industrial, en el que se detallan los datos de los costes unitarios de producción, de venta y del proceso productivo que lleva la empresa para generar los productos.
  • Contabilidad administrativa. Este tipo de contabilidad lleva las cuentas administrativas de la empresa, así como la valoración del cumplimiento de objetivos y la mejora de la estrategia implementada. Ayuda también a realizar previsiones y planificar mejor.
  • Contabilidad fiscal. Sirve para llevar a cabo registros acorde a informes relacionados con declaraciones de impuestos a Hacienda y pago de impuestos.

Estos son los diferentes tipos de contabilidad que podemos encontrar. Así podrás saber qué modalidad deberás utilizar en cada momento según las necesidades que tengas en cada momento.

David Mendez No hay comentarios

Los 5 mejores programas de facturación que puedes encontrar

Desde que Internet existe, la posibilidad de agilizar los procesos que antes se hacían a mano se ha incrementado y se pueden realizar en menor tiempo. Uno de estos procesos es el hecho de crear facturas a través de plataformas o programas de facturación.

Un programa o software de facturación es un sistema que permite gestionar y controlar las facturas de bienes y servicios que se realizan entre autónomos y empresas. Es decir, que gracias a estos programas las facturas que se generan a nuestros clientes se pueden realizar de una forma más fácil, rápida y cómoda.

En concreto, podemos realizar:

  • Registro de gastos de proveedores (tickets de compras, los recibos, etc).
  • CRM de clientes.
  • Emisión de presupuestos, albaranes, facturas en varios idiomas, así como en diferentes divisas.
  • Poder ver los clientes y proveedores que tenemos, así como avisarnos de sus facturas impagadas.
  • Emisión de facturas de abono (notas de crédito o facturas rectificativas).

Tener un programa de facturación, sin duda alguna, supone una ventaja para los contables que tratan de gestionar las facturas. Ahorra mucho tiempo, sobre todo a la hora de controlar y procesar la información relativa a lo que le mandan los diferentes departamentos.


Además, como ventaja importante tenemos que mencionar que muchos de los softwares que se encuentran en línea son descargables y muchos otros nos permite tener toda la información que queramos en la nube. Permitir almacenar datos en la nube nos permite tener una mayor seguridad, control y manejo de la información que se es registrada.

¿Qué programa de facturación puedo escoger?

Para poder realizar facturas y enviárselas a tus clientes existen multitud de programas de facturación de los que podemos echar manos. Te presentaremos los más habituales y el que más se puede ajustar dependiendo de tus necesidades:

Excel

Sí, tal cual lo lees. Excel nos puede ayudar a realizar buenas facturas si entendemos bien cómo funciona la plataforma. En sí, no hemos descubierto nada nuevo, pero si sabes todo lo que tienes que incluir en una factura (que hemos mencionado anteriormente) y dónde situarlo, quizá sea una buena herramienta para utilizar. Además, es gratuita en la mayoría de dispositivos que tiene incluido Windows como sistema operativo, aunque en su defecto se puede utilizar las hojas de cálculo de Google.

Docuten

La primera opción en línea que encontramos es Docuten. Podemos crear buenas facturas y de una forma muy sencilla a un precio no muy alto. La tarifa más baja se sitúa en 9€/mes, siendo una buena opción si queremos empezar a utilizarla y no sabemos mucho cómo va. Aún así ya adelantamos que su manejo es muy sencillo y fácil, introducimos los datos oportunos y nos devuelve un PDF con la información necesaria para enviar a nuestro cliente.

Factusol

Uno de los softwares más conocidos para realizar facturas es Factusol. Podemos descargarlo y usarlo de forma gratuita. Nos permite llevar un registro de ventas, gastos, abonos, transferencias, y muchos otros documentos. Además, tiene la opción de generar informes y modelos habituales de impuestos para Hacienda, casi sin ningún inconveniente.

Cloud Gestion

Si queremos ganar en tiempo y en productividad, sin duda alguna Cloud Gestion es la solución. Nos permitirá realizar facturas a nuestros clientes a través de su página web. También nos permite llevar un control acerca de los productos físicos que tengamos (así como generar facturas, llevar un control de los albaranes, facturas, prespuestos, etc).

Blue Indic

Si por el contrario queremos un programa menos costoso, Blue Indic nos ayudará a gestionar nuestras facturas por un precio mínimo de 5€/mes en su versión de pago más barato (casi regalado, sí). Nos permitirá, además realizar un seguimiento de cobros, llevar un registro de gastos periódicos, envío de presupuestos a clientes, gestionar la tesorería, entre otras muchas funciones.

David Mendez No hay comentarios

5 programas de contabilidad que puedes utilizar en tu empresa

Llevar la contabilidad de una empresa es una ardua tarea, sobre todo porque son muchos datos que hay que registrar y mucha información que no podemos dejar pasar por alto. Por ello, algunos optan por usar Internet o sistemas informáticos para realizar este oficio.

Los softwares contables o de contabilidad tratan de ayudar en el proceso de registro de información contable, ayudando a los contables a introducir los datos de una forma más ágil y de forma que quede todo centralizado en un mismo lugar y sistema siendo incluso a veces más seguro que en cualquier otro formato (como el papel). Los softwares contables en la nube se han vuelto populares en los últimos años por razones de seguridad, sobretodo.

Desde hace tiempo, usar sistemas informáticos que agilicen las operaciones de los que trabajan en contabilidad se ha convertido en un hecho casi imprescindible. Sus ventajas son múltiples:

  • Se ahorra tiempo y dinero, sobre todo en papel, que no se tendrá que gastar la cantidad de papel como se hacía antiguamente.
  • La disponibilidad que vamos a tener de la información: en cualquier momento, actualizada y se puede manejar o modificar por cualquiera del que tenga acceso.
  • La organización que genera el poder tenerlo todo en un mismo lugar, y no en lugares diferentes de nuestros ordenadores físicos.
  • Y, lo más importante, la seguridad que genera tener estos datos en programas tan avanzados como lo son los de contabilidad. Sin duda, un buen acierto para nuestra empresa.


¿Cuáles son los mejores programas de contabilidad?

Aquí podrás encontrar una lista con los mejores software de contabilidad:

  1. Contasol. Se trata de un software contable gratuito, muy utilizado a día de hoy por empresas y por gestorías que llevan la contabilidad a las empresas. Además, cuenta con todo lo necesario para cumplir con las obligaciones fiscales. Nos permite contratar servicios como el soporte técnico, actualizaciones y consultoría.
  2. Contamoney. Este software contable gratuito nos permite registrar operaciones en la nube para que posteriormente pueda ser revisado o consultado en diferentes dispositivos, permitiendo a diferentes usuarios acceder a ella. La única pega es que si trabajamos con más de 50 clientes o generamos más de 5 facturas al año deberemos de contratar el servicio premium. Pero, por lo general, es una buena opción en la que invertir si queremos tener un buen servicio a nuestra disposición.
  3. Contaya. Otra muy buena opción es este software, que tiene su versión gratuita, aunque también podemos tener la de pago (con mantenimiento incluido) por tan solo 25€/mes. Además, tiene la posibilidad de tener el programa y los datos que almacenemos en la nube. Suele estar actualizada a las nuevas actualizaciones que se vayan realizando de las regulaciones contables en nuestro país. La única desventaja es que no incluye módulo de facturación, en comparación con otros programas.
  4. Anfix. Si por el contrario queremos pagar por un sistema en la nube de calidad, sin duda recomendamos este. Se basa del programa de contabilidad más usado por los usuarios, siendo su cuota más baja de 7'5€/mes y con buenas prestaciones. Si queremos tener el doble de prestaciones, tendremos que pagar el doble de su precio más bajo, que sin duda es un acierto: es el programa de pago más usado por las empresas.
  5. Vision. Una alternativa a ANFIX es ésta, y sin duda otra buena alternativa a buen precio. Podemos obtener buenos resultados a buen precio por año (unos 150€) y tiene una interfaz de usuario muy intuitiva para aquellos usuarios que no están muy metidos en el mundo de contabilidad.

Ahora que ya conoces cuáles son los programas de contabilidad más importantes que existen. Ahora te toca valorar la necesidad de incorporar uno de ellos para tu negocio. Seguro que cuando lo utilices, te das cuenta enseguida la importancia que tienen para tu empresa.