Jose Banda

creditoEn estos tiempos de crisis económica, las personas buscan cuál es la mejor manera de ahorrar. Algunos piensan que lo mejor en este sentido es tener una sola cuenta y una sola tarjeta. Otros, en cambio, resaltan las ventajas de tener más de una cuenta, así como más de una tarjeta.

Si una persona solo cuenta con una tarjeta, podrá controlar sus gastos con gran facilidad. Si bien esto es cierto, también es bastante cierto que uno puede transferir una cantidad mensual a una segunda cuenta, que no exija comisiones de mantenimiento, y olvidarse de ese dinero al momento de realizar los pagos del mes.

También hay quienes aseguran que una sola cuenta es más útil para negociar con los bancos. Al contar con un mayor capital, uno puede presionar más al banco al momento de negociar comisiones. Esto es una media verdad, ya que si uno posee otra cuenta en algún otro banco podrá utilizar esas condiciones para negociar mejor.


Finalmente, si bien una sola tarjeta puede ser una forma de controlar más el gasto, esto también podría volverse un riesgo. Si uno se encuentra de viaje y su tarjeta se le pierde o se estropea, sería recomendable contar con otra tarjeta que lo ayude a mantenerse durante ese tiempo.

Más que una o dos cuentas, o tarjetas, la clave para ahorrar se encuentra dentro de cada uno. Contar con dos o más cuentas no es perjudicial si uno sabe organizarse bien. El problema se da cuando uno descubre que posee 5,6 o 7 cuentas y tarjetas.

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No