Finanzas conductuales

La neurociencia ha aportado mucho al mundo de la economía. De gran importancia lo es hoy en día las prácticas del neuromarketing, como así lo hace en las finanzas. Este caso es el que te vamos a explicar en este artículo.

Es importante que tengamos en cuenta que la psicología, la economía y la neurociencia (en concreto, la neuroeconomía) van a incidir para formar el concepto de finanzas conductuales. Pero, ¿qué es exactamente?

¿Qué son las finanzas conductuales?

Las finanzas conductuales (también conocidas como finanzas del comportamiento) es aquella rama de las finanzas que trata de justificar cómo se comportan las personas y toman sus decisiones desde un punto de vista psicológico. Para ello, como hemos indicado, se hace necesario del análisis de la persona desde un punto de vista psicológico, así como de las finanzas tradicionales.

Para justificar el comportamiento de las decisiones de las personas, se dice que las emociones y sus pensamientos inciden. La presentación de la información, así como las características de los participantes que se muestren en el mercado determinarán que una persona tome una decisión u otra.

De este modo, la mayoría de veces que se toman decisiones se tiene en consideración el comportamiento de las personas. Muchos estudios han avalado que su comportamiento llega a incidir sobre la decisión final de la persona.

Subdivisión de finanzas conductuales

Tenemos dos tipos de finanzas conductuales:

  • Microfinanzas conductuales: Hace referencia al estudio del comportamiento de las tomas de decisiones que toman los individuos.
  • Macrofinanzas conductuales: Este tipo de finanzas trata de dar el por qué los mercados eficientes se encuentran lejos de los mercados actuales.


Algunas teorías de finanzas conductual

Obviamente, para poder entender el concepto existen diferentes teorías sobre las finanzas conductuales.

La teoría de la racionalidad limitada trata de explicar las finanzas asumiendo que el conocimiento humano presenta límites, y que por eso elimina varios supuestos o reglas que se rigen en las finanzas tradicionales.

Los humanos somos seres racionales, pero también somos seres emocionales. Esto implica que muchas veces actuemos de forme a la lógica, pero muchas otras dependiendo de nuestras emociones. Esto se debe a que no somos del todo racionales: no todo lo que vamos a hacer depende del razonamiento que hayamos planteado.

La racionalización implicaría estudiar y ejecutar nuestras acciones teniendo en cuenta todas las consideraciones u oportunidades que existen en el mercado, pero por comodidad y preferencias no hacemos eso.

Otra de las teorías que podemos encontrar dentro de esta rama de las finanzas es la llamada teoría prospectiva. Según esta teoría, las personas tomamos las decisiones financieras cuando existe riesgo. Esto se debe a la "aversión a la pérdida" que es el concepto o la importancia que le damos a las pérdidas frente a las ganancias en una decisión financiera.

La aversión al riesgo implicará que una persona esté más o menos de acuerdo a una toma de decisiones financieras. Dependiendo de cómo está de acuerdo para asumir pérdidas, invertirá más o menos. También, dependiendo de cómo está de acuerdo en asumir pérdidas, la persona se pensará más o menos las decisiones antes de hacerlo.

El tiempo en el que las personas toman sus decisiones, por qué lo hacen o qué factores explican un comportamiento u otro en las finanzas son las estudiadas en las finanzas conductuales. Las finanzas tradicionales no son capaces de explicar esto, pues solo se centran en explicarlas según los comportamientos racionales que las personas tomen.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No