Jesús Sánchez
las regtech, la nueva tecnología de gestión

Las regtech son aquellas empresas cuya misión es ofrecer herramientas de gestión financieras que se dedican al cumplimiento de requerimientos regulatorios.  Estas empresas han desarrollado un ecosistema tecnológico que ha facilitado, con el aumento de necesidades de información y supervisión tras la crisis, los esfuerzos y trámites a la hora de almacenar y gestionar datos. Pero ¿qué características cumplen y cómo han revolucionado el mercado en estos últimos años?

Regtech: La revolución de las empresas.

Con la digitalización de los procesos, la gran motivación de las entidades era conseguir acceder y gestionar los datos, accesos y actividades de manera rápida, eficaz y digital. Como parte de las fintech, han nacido y evolucionado en paralelo a otras tecnologías de igual carisma: las wealthtech. Las regtech se erigen como solucionadoras de los requisitos legales, y de esta necesidad de digitalización en las empresas (especialmente el sector financiero) para acolchar el golpe de los cambios legales, y poder responder a ellos de la manera menos agresiva posible. Se puede resumir diciendo que han surgido para ayudar a las compañías a ser más eficientes en su cumplimiento legislativo y sus regulaciones.

¿Qué herramientas utiliza y retos que plantean?

Blockchain, IA, biometría... Todas ellas son algunas herramientas que han surgido para mejorar este gran universo financiero que requiere de menos intermediarios, y un acceso fácil y rápido a la información. Esta nueva era pasará a agilizar la estrategia empresarial. Desde el acceso simultáneo y directo a datos mediante cloud computing en entidades bancarias hasta el acercamiento las biometrías para acceder a cuentas, perfiles o evitar la suplantación de identidad.

El encuentro de la tecnología con empresas financieras ha revolucionado la forma de entender los procesos antaño (aunque no hace tanto) necesitados de muchos intermediarios. Sin embargo, también depende de una normativa y una regulación nueva que en algunos casos es inexistente:

  • El blockchain es una tecnología que al ser muy compleja y única también es susceptible de producir fallos complejos y únicos. Las fallas de seguridad y la vulnerabilidad de la red son las barreras que muchas entidades encuentran para implementar este tipo de herramienta. Además, no posee una legislación que la regule.
  • IA (Inteligencia Artificial). El cerebro humano procesa miles de millones de datos almacenados y trabajados a diario: nuevos estímulos, mensajes, órdenes, instintos... Imagina querer comprimir todo ello en un ordenador y tratar de ordenarlo de manera que para cada estímulo concreto se abra un abanico de respuestas que sean lo más parecidas posibles a las humanas. Ninguna empresa quiere esos follones; es una herramienta, no un rompecabezas más.
  • Cloud Computing. Asegurate de conseguir un proveedor que haga backups (guardados de memora) periódicos. La web puede caerse, y con ella toda la información que tenías guardada. Por otro lado, sin Internet podemos olvidarnos de usarlo. Y nuestros datos son vulnerables, Internet está lleno de personas con malas intenciones; todo lo que esté a su alcance puede ser robado o destruido.




Muchas herramientas, como el Big Data o el Mega Data (la versión godzilla del primero), están ya más que estandarizadas, y es raro que alguien no las conozca o no las utilice en su empresa. Si bien al principio es cierto que existía desconfianza hacia el análisis masivo de datos, actualmente empresas de toda índole los emplean para mejorar su experiencia de marca y de negocio.

¿Qué beneficios poseen entonces las "regtech"?

Comentábamos antes los retos, pero no hemos hablado de los avances y ventajas que tiene la utilización de estas nuevas tecnologías; así como su futura presencia en uno de los sectores que más se esta transformando: el bancario.

  1. Dispones de diferentes opciones (más o menos económicas en función de tu presupuesto) para cumplir la regulación nacional e internacional.
  2. Las innovaciones están pensadas para que tu empresa lleve un modelo escalable. Así, las herramientas están siempre al servicio de tu voluntad de crecimiento, adaptándose a tu ritmo en función de las necesidades del negocio.
  3. Generar confianza entre clientes y usuarios respecto a los datos que nos facilitan (sean personales o financieros). Estas tecnologías nos facilitan la gestión y protección de datos frágiles y de gran importancia para el cliente; creando una cultura de seguridad y confianza en torno a su uso.
  4. La flexibilidad de decisión en las empresas a la hora de afrontar cambios en la regulación es clave para su desempeño. Aprovechar estas herramientas para agilizar los cambios es un avance que las regtech han tomado por emblema.
  5. La mejor estrategia lleva detrás una gran búsqueda y análisis de datos que permitan tomar las decisiones adecuadas. En la era de la información, su procesamiento y gestión puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.
  6.  En cuanto a las entidades bancarias, caracterizadas por su burocracia y su complejidad de procesos, las nuevas necesidades de seguridad, administración y la búsqueda de procesos más rápidos ha sido la mina de oro de las regtech, que han encontrado clientes potenciales en ellas.

El futuro de la regulación de las empresas es digital, flexible y automático. Si bien aún están en proceso de perfeccionarse y universalizarse, los primeros efectos de este nuevo ecosistema comienzan a verse y son muy prometedores. Las fintech son la norma ahora, y han venido para quedarse.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No