Carme Diego

La Reforma fiscal 2014 elimina la antigüedad respecto a la tributación de las plusvalías, suprime la exención por los primeros 1.500 euros cobrados en dividendos y los ahorradores pagaran intereses.

¿Cómo quedan las plusvalías con la Reforma Fiscal 2014?

La Reforma fiscal 2014 elimina la distinción en las plusvalías por lo que a la antigüedad se refiere, con su entrada en vigor se suprime la distinción que se aplicaba a las plusvalías obtenidas en menos de un año que  tributaban en la declaración de IRPF al tipo general del contribuyente, un tipo que podía llegar al 52 %. A partir del 2015, todas las plusvalías, con independencia del plazo en que se hayan generado, lo harán al 20% si la cuantía es de hasta 6.000 euros, y en 2016 tributaran al 19 %.

También desaparecen los coeficientes de abatimiento, que beneficiaban a la tributación de los activos adquiridos antros del 31 de diciembre de 1994 y que permitía rebajar la parte que debía tributar para la ganancia acumulada hasta el 20 de enero de 2006.

Reforma Fiscal 2014: Acciones

El nuevo marco fiscal permite compensar los rendimientos del capital con ganancias y pérdidas patrimoniales, esto se traduce en que las pérdidas en la Bolsa se podrán compensar en las ganancias en la renta fija, así se pude rebajar la factura de lo ganado en las inversiones.




La Reforma fiscal 2014 también pone fin a una de las ventajas que disfrutaba el pequeño inversor en Bolsa, concretamente la exención por los primeros 1.500 euros cobrados en dividendos.

Otro aspecto positivo de la reforma fiscal 2014 es que los particulares podrán beneficiarse cuando vendan las acciones antes de que pase un año desde cuando los compraron, como hemos dicho anteriormente estas plusvalías, que podían llegar hasta el 52%, pasan al 20 % desde 2015.

 Cambios en la tributación del ahorro

A partir del 2015 los contribuyentes van a pagar menos por los beneficios del ahorro, en especial los que inviertan más dinero a corto plazo. El Gobierno ha decidido eliminar la distinción por la antigüedad y los tipos de gravamen serán diferentes: del 20 % en 2015 y del 19 % en 2016 para los primeros 6.000 euros, del 22 %.

Para las ganancias adicionales hasta los 50.000 euros se tributará un 22 % en 2015 y al 21 % en 2016; cuando se supere los 50.000 euros el tipo queda en el 24 % en 2015 y en el 23 % para el año siguiente.

La Reforma fiscal 2014 también incluye rebajas en las aportaciones a los planes de pensiones y un nuevo producto de inversión llamado Ahorro 5.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No