Paula García
Ventajas y desventajas de optar por retrasar la jubilación

Algunas personas piensan que la mejor opción es jubilarse más tarde para poder aumentar sus años cotizados e incrementar su pensión. Sin embargo, antes que nada, es importante analizar la situación, ya que no beneficia a todos los individuos por igual. Comentamos, por tanto, cuáles son sus ventajas y desventajas.

Ventajas de retrasar la jubilación

Hay personas que prefieren seguir trabajando y retrasar su jubilación. Y es que, la última reforma de las pensiones ha incrementado la edad de jubilación ordinaria hasta los 67 años, a no ser que cumplas con los requisitos de cotización para poder hacerlo a los 65 años. Por este motivo, cada vez las personas dejan la vida laboral más tarde. Pero, ¿cuáles son las ventajas de retrasar la edad de jubilación?

Incrementa la pensión

Si buscas una mayor compensación económica, una jubilación tardía parece la mejor opción. En caso de que quieras obtener unos mayores ingresos, esta alternativa será la más adecuada. Además, se trata de una de las opciones más viables para aquellas personas que han empezado a trabajar más tarde o no han podido cotizar lo suficiente.

La pensión aumenta, de este modo, entre un 2% y un 4% por año trabajado tras cumplir la edad de jubilación ordinaria. Pero, a su vez, se deben cumplir ciertos requisitos:

  • Si se tienen 25 años cotizados en el momento de llegar a la edad de jubilación ordinaria, se incrementa un 2% más por año de retraso en el acceso a la jubilación.
  • Cuando se tiene entre 25 y 37 años cotizados, la cuantía a recibir se incrementa en un 2,75% por año de retraso en el acceso a la jubilación.
  • En caso de tener más de 37 años cotizados, se añadirá un 4% más.

Obtener los años requeridos para mejorar tu pensión




Como hemos comentado, muchas personas llegan tarde a la jubilación o no han cotizado los años suficientes para poder recibirla al 100%, según la base reguladora. De esta forma, algunas personas optan por retrasar su retiro para poder alcanzar el número de años requeridos para incrementar la cuantía a percibir.

Alcanzar el mismo poder adquisitivo

Otros individuos creen que, cuando acceden a la jubilación, su poder adquisitivo se va a reducir. Sin embargo, esto depende de varios factores. Por un lado, si solo quieres acceder a la pensión pública o si, en cambio, tienes contratados ciertos productos financieros de ahorro para el futuro.

Es el caso de los planes de pensiones, que te permitirán tener una renta en el futuro y así incrementar tu capacidad económica una vez llegues a la jubilación. Para ello, los planes de pensiones de Mapfre serán una buena alternativa para asegurarte una renta extra además de tu pensión.

Inconvenientes de retrasar la jubilación

Por otro lado, también debemos analizar cuáles son los inconvenientes de retrasar la jubilación:

Máximo a percibir

La cantidad máxima que recibirás por la pensión dependerá de lo que el Estado haya decidido por ley para ese año. En España, la revalorización de las pensiones ha cambiado y, por tanto, la forma en la que los jubilados perciban su pensión. En este sentido, si decides retrasar tu jubilación, no cobrarás más que el límite fijado.

Peligros para la salud

Dependiendo del trabajo que realices, puedes padecer mayores lesiones o tener un estado de salud inferior al que tendrías si decidieras retirarte a la edad que corresponde. Pero, realmente, esto está en nuestras manos y depende mucho del estado físico y mental de la persona, el tipo de trabajo que tenga y el desempeño que sea capaz de desarrollar.

No conseguir trabajo por la edad

Si no tienes un trabajo fijo, posiblemente te encuentres con más inconvenientes para obtener un empleo que te permita alargar tu vida profesional. Lamentablemente, esto sucede así: una persona mayor encuentra más trabas para acceder al mercado laboral que una persona joven que acaba de terminar sus estudios.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No