Paula García
Ventajas de usar una tarjeta de crédito comercial

Los usuarios pueden acceder a una gran cantidad de tarjetas para pagar y financiar sus compras, desde tarjetas de crédito, débito, revolving, sin comisiones y también tarjetas de crédito de comercios. Estas últimas se incluyen dentro de la categoría de tarjetas de crédito que no requieren tener una cuenta en un banco concreto para utilizarlas.

Realmente, ¿en qué consisten? Son aquellas que se ofrecen en determinadas entidades bancarias y en cadenas de gran distribución como supermercados, tiendas, aerolíneas o gasolineras. Permiten que el usuario retire dinero y pague sus compras a través de esta tarjeta. Y, para ello, tan solo es necesario tener una cuenta bancaria a la que vincular los cobros, como puedes encontrar en Coppel en línea.

En general, son un recurso muy útil debido a que garantizan muchos descuentos, cheques y regalos al comprar productos en diferentes tiendas y establecimientos asociados con el uso de una tarjeta de comercio. A continuación, ¡te explicamos cuáles son sus particularidades y beneficios!

Tarjetas de créditos comerciales: así funcionan

Además de las tradicionales tarjetas de crédito de entidades bancarias y financieras, existen las tarjetas de crédito comerciales. La mayoría de ellas se puede contratar a través de tu banco o de cadenas de gran distribución. ¿Cuáles son sus principales características?

Emisión y renovación gratuita

En primer lugar, te encontrarás con que contratar una tarjeta comercial es un servicio gratuito, tanto su emisión como su renovación.

Domiciliar pagos

Una de sus ventajas es que permiten domiciliar los pagos, por lo que los cobros de los productos se realizarán directamente desde tu cuenta bancaria asociada.


Financiar compras

Por otro lado, dan la opción de financiar las compras que necesites en un plazo determinado. Podrás pagar las compras de manera cómoda y al ritmo que necesites. De este modo, dependiendo del artículo y producto adquirido, podrás acceder a un aplazamiento de pago de 8 hasta 36 meses.

Crédito más amplio para tus compras

Otra de sus ventajas al utilizar este tipo de tarjeta es que se proporciona una mayor crédito para comprar los productos y servicios que necesites. De media, se ofrecen 5.000 euros para financiar las compras y que los usuarios no tengan problemas para adquirir nuevos productos.

Descuentos y ofertas

Como socio de la tarjeta, puedes disfrutar de una gran cantidad de descuentos, ofertas, promociones, cheques y regalos. Al mismo tiempo, también se reducen y se eliminan algunas de las comisiones que conllevan ciertas compras.

Se pueden contratar desde cualquier entidad bancaria

Otra de las particularidades de las tarjetas de comercios es que no es necesario ser cliente de una entidad bancaria concreta o tener que cambiar de banco para poder utilizar este tipo de tarjeta. Se caracterizan por ofrecer una mayor flexibilidad a los usuarios. Por tanto, tan solo es necesario vincular la tarjeta a una cuenta bancaria para poder domiciliar los pagos y realizar las operaciones que necesites, desde sacar dinero hasta financiar las compras.

El principal objetivo que tienen las tarjetas comerciales es ofrecen ventajas y beneficios a los clientes. De este modo, los usuarios tienen muchos descuentos, promociones y un programa de puntos o cheques regalo para que puedan adquirir nuevos productos y servicios en los comercios asociados.

A su vez, las comisiones también suelen ser más bajas, pero, en función de cada entidad, incorporarán un tipo de interés más alto o más bajo, por lo que es importante revisar este aspecto. Sin embargo, a nivel general, proporcionan una gran ventaja para los clientes, pero también para los comercios. En resumen, permiten aumentar las ventas en los establecimientos y generar una mayor fidelización de los clientes en su compañía.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No