Paula García
Cómo funcionan los préstamos de capital privado

En múltiples ocasiones, hemos necesitado dinero para diferentes proyectos y siempre hemos ido a buscarlos a las entidades bancarias. Pero, para que estas entidades públicas te den el préstamo, muchas veces tienes que justificar para qué necesitas el dinero con una lista interminable de documentos. Aún así, puede suceder que no lo consigas debido a los elevados trámites y requisitos.

Si te estás preguntando si hay otra manera para conseguir el dinero, deja de buscar. En este artículo, vamos a explicarte con todo detalle qué son los préstamos capital privado y por qué debes optar por ellos como una alternativa a los préstamos bancarios.

Así funcionan los préstamos de capital privado

Es normal que, al principio, no sepamos qué son los préstamos de capital privado y quién los ofrece. Sin embargo,  la respuesta es tan sencilla como que puede darlo cualquiera que tenga el capital y siga la legislación vigente.

Cualquier organismo que disponga del capital necesario, ya sea empresa o particular, puede otorgar un préstamo privado a otra compañía o persona física. El organismo prestamista siempre deberá cumplir unos requisitos legales y entregar un contrato con todas las clausulas perfectamente especificadas a la persona que va a recibir el crédito.

Por el contrario, la persona que recibe la financiación no tendrá la obligación de especificar para qué lo necesita o de justificar sus gastos. Es un recurso al que suelen acudir las personas que necesitan dinero si no lo consiguen de la manera tradicional. Es decir, cuando la entidad bancaria les ha denegado el préstamo que habían pedido.

¿Qué condiciones ofrecen los préstamos privados?

Ahora que ya tienes claro qué son los préstamos de capital privado, vamos a ver algunas de las características y condiciones con las que cuenta este tipo de financiación cada vez más popular.


Rapidez a la hora de conseguir el dinero

Algo que caracteriza a estos préstamos es la rapidez con la que se puede obtener el capital necesario. En cuestión de horas, se puede obtener el dinero en la cuenta bancaria, evitando numerosos trámites.

No hay que aportar documentación

Otro aspecto que define a este tipo de financiación privada es que no hay que aportar ningún tipo de documentación que justifique tus ingresos. Por ello, ahorras enviar una lista interminable de documentos que justifiquen que vas a poder devolver el dinero y también prescindes de incluir avales y poner en un compromiso a familiares o amigos.

No revisan que tengas deudas

A la hora de conseguir un préstamo privado, no es un inconveniente que tengas deudas o que tu nombre esté registrado en una lista de morosos.

Son préstamos sin límite de capital y sus intereses son más altos

Es cierto que, cuando hablamos de intereses, un préstamos de capital privado siempre tendrá los intereses más altos. Sin embargo, también cabe destacar que no existe un límite de capital a solicitar. Por tanto, puedes financiar grandes cantidades de dinero sin ningún problema.

Por este motivo, si te estás planteando comenzar un proyecto tanto personal como profesional y necesitas financiación, una buena manera es optar por un préstamo privado. Por ejemplo, como los que proporciona TQ Eurocredit, actualmente líderes en operaciones de capital privado.

Se trata, en definitiva, de una alternativa ideal para obtener el dinero que necesitas y evitar todos los impedimentos que establecen los préstamos bancarios.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No