Paula García
Tarifa de gas de precio fijo: Cómo incrementa el ahorro

La subida del precio del gas, al igual que el de la luz y el de la gasolina, es una de las cuestiones que más preocupan a los españoles. Sobre todo, de cara al invierno, que ya está a la vuelta de la esquina.

Y es que, en muchos hogares, se acerca el momento de encender las calderas y la mayoría de ellas funcionan con este combustible fósil. En este sentido, las principales organizaciones de consumidores del país llevan meses estudiando la situación y tratando de encontrar las soluciones más adecuadas para mitigar las subidas del gas y la electricidad.

De este modo, una de las opciones más seguras y confiables en esta época del año es escoger una tarifa gas de precio fijo. ¡Te contamos por qué y todas las ventajas que ofrece!

La tarifa TUR, ¿resulta interesante?

TUR son las siglas de Tarifa de Último Recurso. Para que te hagas una idea, se trata del equivalente a la tarifa de precio regulado que puedes contratar para el suministro eléctrico de tu domicilio (PVPC).

Esta es una de las tarifas de gas más baratas en estos momentos, por varias razones:

  • En primer lugar, porque sus condiciones están fijadas por el Gobierno de España. No olvidemos que, actualmente, la situación política y energética está obligando al ejecutivo de la nación a establecer medidas con las que frenar el ascenso de los precios y, con él, la inflación.


  • Por su parte, la TUR no cuenta con un precio concreto, sino que se basa en una fórmula que lo fija de manera trimestral. Por ejemplo, volverá a ser calculada en octubre, cuando se espera que los precios del gas no estén tan altos como cuando llegue el período de mayor crudeza del invierno. Evidentemente, la siguiente es en enero, en la cual sí que pueden estar más altos.

¿Cuánto se puede ahorrar este invierno con una tarifa fija?

El mercado libre ofrece opciones todavía más interesantes. Las principales ventajas de las tarifas de gas fijas es que mantienen su precio estable a lo largo del año. Además, no están sujetas a revisiones como la TUR, lo que supone una ventaja adicional sobre ella.

Por ejemplo, según las condiciones de la mejor tarifa gas de este tipo, un hogar español medio en el que residen 4 personas tiene un consumo de unos 9000 kWh al año. Algo que puede suponer un ahorro medio de 723 euros.

¿Te parece mucho dinero? Pues piensa que, si optas por tarifas de precios variables, puedes llegar a duplicar esa cifra. En algunos casos, puede llegar a multiplicar por cuatro ese valor.

En definitiva, el gas es un combustible indispensable para muchos españoles. Sin él, sería imposible calentar sus hogares en invierno. Sin embargo, la escalada de los precios que estamos viviendo actualmente debido a la Guerra de Ucrania no lo está poniendo fácil.

Por ello, si quieres asegurarte y pagar lo menos posible en tus facturas, apuesta por la tarifa gas más barata para este invierno. Una opción de precio fijo te permitirá ahorrar mucho más de lo que imaginas. Por ello, te recomendamos que escojas una tarifa que se adapte a ti.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No