Paula García
Tips para ahorrar al comprar los electrodomésticos

La compra de electrodomésticos es una de las mayores inversiones que se deben hacer en casa. ¿Tienes que renovar los electrodomésticos de tu hogar y quieres ahorrarte algo de dinero? En este caso, puedes optar por los electrodomésticos de Avera, ya que te ofrecen una buena calidad y precio y un servicio de compra rápido y efectivo. A continuación, te damos unos cuantos trucos para ahorrar dinero en la compra de electrodomésticos. ¡Apunta los siguientes consejos!

Trucos para ahorrar dinero en la compra de electrodomésticos

Ya sea porque estrenas una nueva vivienda o porque tienes que renovar tus viejos electrodomésticos, ha llegado el momento de hacer una inversión en nuevos electrodomésticos para tu casa. Para ello, sigue estos sencillos consejos y así conseguirás ahorrarte una importante cantidad de dinero en su compra:

1. Valora la calidad y el precio

Uno de los primeros trucos para ahorrar en la compra de electrodomésticos es fijarte en el concepto calidad-precio. Si optas por comprar estos aparatos en época de rebajas, no es conveniente dejarse seducir por el porcentaje de descuento que te ofrecen en una tienda. Un aspecto fundamental es valorar la calidad y el precio que te ofrece el fabricante de cada producto.

2. Fíjate en la etiqueta de eficiencia energética

A la hora de decantarte por un electrodoméstico en base a tus necesidades reales, es esencial que revises la etiqueta de eficiencia energética. De esta manera, podrás ahorrar dinero en el consumo energético en casa, reduciendo el coste de las facturas de la luz a final de mes. A su vez, también contribuirás al mantenimiento del medio ambiente.

En la actualidad, se pueden comprar aparatos que no tienen un gran consumo y fomentan el ahorro económico. Para acertar, solo debes fijarte en la etiqueta energética de cada electrodoméstico, siendo los de la letra A y B las opciones más eficientes.




Otro aspecto importante, sobre todo a la hora de comprar lavadoras y lavavajillas, es tener en cuenta el consumo de agua y los niveles de ruido. Este tipo de información también debe aparecer en la etiqueta informativa de cada electrodoméstico.

3. Elige el electrométrico adecuado en función de tus necesidades

Al comprar un nuevo electrodoméstico, no es suficiente con elegir uno de clase A o B. Y es que, además del gasto energético, es importante comprobar que el aparato tiene el tamaño correcto para cubrir tus necesidades.

En el caso de las lavadoras, por ejemplo, una de gran capacidad (9 kg) utiliza menos energía y agua por kilo de ropa que una lavadora más pequeña y que aparentemente gasta menos. Esto mismo suele suceder en el caso de los lavavajillas pues, si compras una máquina grande de 15 cubiertos y en casa solo vivís dos personas, tardarás mucho tiempo en llenarlo y tendrás la tendencia de ponerlo cuando esté medio lleno. Esto te hará gastar más agua y más electricidad que si el aparato estuviera completo.

4. Pregunta por la garantía de compra

Otro de los trucos que no debes pasar por alto al comprar nuevos electrodomésticos es consultar la garantía de compra que ofrece cada fabricante. Teniendo en cuenta este aspecto, puedes ahorrar dinero en casa en futuras reparaciones.

En general, todos los electrodomésticos tienen una garantía estándar de dos años. Y, en caso de que se produzca una avería durante este periodo de tiempo, el fabricante cubre el coste íntegro de la reparación. Sin embargo, cada vez es más frecuente que las marcas fabricantes de electrodomésticos ofrezcan una garantía ampliada de cinco años. Aunque esto encarezca el precio de compra del electrodoméstico, a la larga resulta muy rentable en caso de que ese aparato necesite una reparación.

Con estos trucos, adquirir tus nuevos electrodomésticos te saldrá más rentable y económico. Así que, ¡toma nota!

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No