Paula García
Inversiones financieras: ¿Se trata solo de la bolsa?

Uno de los activos de las empresas son las inversiones financieras y les sirven para tener liquidez en el futuro. Además, también permiten que puedan hacer frente a sus compromisos adquiridos.

La principal forma de recibir esta liquidez es a través de dos procesos: bien sea rentabilidad o enajenación, aunque también está la posibilidad de recibir liquidez a partir de una mezcla de ambas.

El primer escalón que pisa una persona o empresa que desea adentrarse en el mundo de los mercados financieros suele ser la bolsa. Tal vez esto suceda porque es la actividad más reconocida. Sin embargo, no es la única opción que se enmarca dentro de las inversiones financieras. Entonces, ¿cuáles son los otros tipos de inversiones que existen? ¡Los comentamos!

Tipos de Inversiones Financieras

A la hora de realizar este tipo de inversión, la persona o empresa no tiene únicamente la opción de comprar o vender acciones de una empresa, sino que tiene la posibilidad de invertir en otros activos. Restringirse a la inversión en la bolsa era justificable en el pasado cuando la tecnología era más limitada, pero no hoy en día.

La respuesta sobre cuáles son los mejores fondos de inversión variará según las características de cada persona, ya que algunos preferirán las que ofrezcan un mejor rendimiento sin importar el riesgo, mientras que otros se decantarán por inversiones de menor rendimiento pero que sean más seguras. He aquí algunas de estas inversiones:

Divisas

Se trata de invertir en pares de monedas de países con economías fuertes como Libra/Dólar, Euro/Dólar o Dólar/Yen. Hay quienes juegan con la información política y económica de cada país para determinar cuánto y en qué momento es mejor invertir.


Metales

El oro y la plata han sido un respaldo durante siglos tanto para las arcas de un país como para la economía de una familia. Por tanto, forman parte de las inversiones en metales preciosos a los cuales se ha sumado también el platino en las últimas décadas.

Por otra parte, aún cuando no generen tanto beneficio como los metales preciosos, también existen las inversiones en metales industriales tales como el aluminio, el cobre y el paladio.

Materias primas

Este tipo de inversión no es para los novatos, ya que requiere gran destreza y conocimiento. Entre las principales opciones en las que se puede invertir están el maíz, el trigo, el arroz, el cacao, el café, el azúcar y el ganado (porcino, bovino o lechero).

Bienes inmobiliarios

Este tipo de inversión se ha vuelto cada vez más conocida, pero lo que no se sabe es que también forma parte de las inversiones financieras tanto de empresas como de personas. Dentro de este sector, también existen grandes opciones de inversiones y cada vez hay más expertos especializados.

Inversiones alternativas

Son inversiones de alto riesgo porque no están reguladas por ningún ente oficial como sí ocurre en los casos anteriores. Entre las más divulgadas en los últimos años están las de las criptomonedas como el Bitcoin o el Petro.

También entran en este tipo de inversiones las que se realizan en empresas nacientes como startups o iniciativas de crowdfunding en diferentes proyectos. Estas últimas cada vez son más populares, ya que el acceso a través de Internet permite que la solicitud de inversores se realice rápidamente desde cualquier parte del mundo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No