Paula García
¿Qué son los préstamos para jubilados y pensionados?

A la hora de pedir un préstamo, cualquier persona puede acceder a él si cumple con una serie de requisitos. Y, en este caso, estar jubilado o ser pensionista no supone un impedimento. Si se presenta una urgencia económica o se quiere realizar una inversión que requiere de un determinado capital, los préstamos para pensionados son la solución ideal.

Sin embargo, es importante saber que las entidades bancarias valorarán una serie de aspectos básicos para conceder el crédito: la edad, la solvencia y el estado de salud del titular.

¿Quieres saber qué son los créditos para pensionados y en qué se diferencian? ¡Sigue leyendo porque lo explicamos en el siguiente artículo!

¿Qué son los préstamos para pensionados?

Cuando hablamos de un préstamo para pensionados, nos referimos a un tipo de crédito que está pensado aquellas personas que reciben una pensión, ya sea por viudedad, orfandad o invalidez, o los individuos que se encuentran en edad de jubilación.

¿Cuáles son los requisitos para acceder a un crédito para pensionados?

No obstante, como hemos indicado anteriormente, la entidad bancaria suele solicitar un conjunto de requisitos para asegurarse de que los solicitantes puedan asumir la devolución del crédito:

Edad

El límite suele estar en los 75 años. Y, en las situaciones en las que se sobrepasa esta franja de edad, debe vincularse con una determinada garantía. Por ejemplo, contar con un seguro de vida o un avalista. Ello se debe, básicamente, a que existe un mayor riesgo de impago.

Estado de salud

Otro de los aspectos que se suelen tener en cuenta es el estado de salud del titular. Y es que, en la misma línea con el requisito anterior, para la entidad de crédito será importante saber si la persona tiene un buen estado de salud para poder hacer frente a la devolución del préstamo.

Solvencia económica

El tercer factor que debemos mencionar es la solvencia económica de la persona que solicita el crédito. En este sentido, el titular deberá justificar que tiene una fuente de ingresos recurrentes. En el caso de los jubilados y pensionados, deberán aportar la documentación correspondiente sobre su pensión.


Documentación necesaria

Una vez concedido el préstamo, ¿qué documentos se deben aportar para formalizarlo?

  • DNI o NIE.
  • Ser mayor de edad, en casa de tener que acreditar un avalista.
  • Tener una cuenta bancaria para recibir el importe del préstamo.
  • Contar con una fuente de ingresos periódica. En este caso, la pensión. Pero, por otro lado, si se cuenta con un plan de pensiones, será importante aportarlo a la entidad, ya que ello aumentará el nivel de solvencia económica.
  • Justificar el motivo por el que se quiere solicitar el crédito: una reforma, una compra puntual, un viaje, emprender un negocio, etc.
  • Si se supera los 75 años de edad, se deberá añadir un avalista.
  • En determinados casos, se deberá tener un seguro de vida y aportar la documentación pertinente que lo certifique.

¿Qué tipos de créditos existen?

Los créditos para pensionados son los mismos que para el resto de personas. Este colectivo, una vez ha recibido la aprobación de la entidad bancaria, puede acceder a todo tipo de préstamos: rápidos, personales, micropréstamos, hipotecarios, etc.

En caso de que quieras optar a un crédito, la edad no supone un problema siempre que cumplas con los requisitos que solicite la entidad. En muchos casos, se puede acceder a préstamos rápidos y de forma online que permiten una gestión más cómoda y rápida.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No