Paula García
Elementos que debes saber sobre los planes de pensiones

Ante el progresivo aumento de la esperanza de vida de la población y la baja tasa de natalidad, todas las proyecciones indican que en las próximas décadas habrá cada vez menos cotizantes a la Seguridad Social. Y, al mismo tiempo, habrá cada vez más beneficiarios de prestaciones por jubilación. En otras palabras: según muchos expertos, la sostenibilidad del sistema está en cuestión. Por tanto, hará falta abordar importantes cambios estructurales como la reducción de la cuantía de las prestaciones.

Por este motivo, son muchas las personas que han decidido abrir un plan de pensiones para completar esa prestación y conseguir un mayor poder adquisitivo de cara a la jubilación. Sin embargo, no todas las personas conocen a fondo el funcionamiento de estos productos de ahorro y vida. Por eso, te contamos una serie de cuestiones que a menudo pasan inadvertidas y que toda persona debería conocer.

4 aspectos clave que no conocías de los planes de pensiones

Si estás pensando en abrir un plan de pensiones, primero debes tener en cuenta algunos aspectos básicos:

Hay un límite a la aportación máxima anual al plan

Las aportaciones económicas que una persona puede hacer a su plan de pensiones tienen un límite. En la actualidad, se encuentra en 2.000€ al año, ya sea a través de un solo plan de pensiones o de varias cuentas. En caso de superar esa cuantía, se puede producir una multa considerable con el pago del 50% del exceso, por lo que se recomienda estar bien asesorado en este tema.


Los planes reducen la base imponible del IRPF

Un plan de pensiones acarrea una serie de ventajas fiscales. Algunas de ellas van cambiando según las reformas legislativas de cada gobierno, pero una que siempre debes tener presente es que reducen la base imponible en la Declaración de la Renta (IRPF). Por tanto, quienes sumen una base imponible de 25.000€ y aporten 2.000€ a su plan de pensiones, en realidad declararán 23.000€ de base imponible. Y esa reducción puede suponer, a su vez, un aumento de la devolución en la Declaración de la Renta o la posibilidad de acceder a determinadas ayudas públicas (becas, subvenciones, etc.). Por tanto, al contratar un plan de pensiones, se obtiene un determinado ahorro fiscal.

Se puede rescatar el plan (o parte de él) antes de la jubilación

Algunas personas creen que lo aportado en los planes de pensiones solo se puede disfrutar en el momento de jubilarse. Sin embargo, existen otros supuestos que permiten el rescate del dinero acumulado. Por ejemplo, por invalidez, dependencia severa, fin del paro, ejecución hipotecaria o fallecimiento (en este caso, a beneficio de los herederos legales o de quien se haya designado al efecto). Además, de manera libre, se pueden rescatar las aportaciones efectuadas con una anterioridad superior a 10 años.

Hay varias formas de cobrar el plan de pensiones

Una vez que llega el momento de cobrar el dinero acumulado en el plan de pensiones, se puede elegir entre diferentes modalidades de pago. En primer lugar, en forma de capital (pago único), que puede resultar la forma más cómoda y sencilla. Pero, también se puede solicitar mediante rentas periódicas (mensuales, trimestrales, etc.), lo cual diluye el impacto fiscal en la Declaración de la Renta. O, por otro lado, se puede recurrir a una modalidad mixta que combine ambos métodos de pago.

En definitiva, un plan de pensiones es una muy buena elección para disfrutar de una mayor calidad de vida durante tu jubilación. ¡Encuentra la opción que mejor encaje con tus necesidades y empieza a ahorrar!

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No