Paula García
La relación entre las criptomonedas y el marketing

A primera vista, es evidente que las empresas necesitan estar al día de las innovaciones más recientes para mejorar sus productos y servicios y también para conocer las últimas tendencias. Por ejemplo, si una compañía desarrolla artículos de tecnología, debe evaluar que está haciendo la competencia para hacerlo mejor.

Lo mismo ocurre con los métodos de pago. Si una empresa ofrece más facilidades a los clientes a la hora de efectuar una compra, las personas no tendrán que pensarlo tanto antes de decidir si quieren ese producto o servicio.

A su vez, estar asociado con una criptomoneda que tiene tan buen rendimiento como el bitcoin mejora la imagen de la empresa, sin necesidad de optimizar sus procesos o sacar al mercado nuevos servicios. Y esto se debe a que gran parte de la experiencia del usuario depende de la percepción que se tenga de la marca, por lo que los medios de pago juegan un rol muy importante.

Las criptomonedas y el marketing

Para empezar, las criptomonedas simplifican los negocios digitales, ya que no existe un intermediario entre ambas partes. De esta manera, se pueden y personalizar y automatizar los acuerdos comerciales.

Su principal ventaja es que no dependen de terceros, por lo que pueden establecer estrategias comerciales con otras compañías y clientes potenciales, así como promocionarlas. Y, con ello, se puede lograr un mayor crecimiento empresarial.

En este caso, si una empresa quiere empezar a recibir pagos en bitcoin, lo primero que se debe hacer es tener un espacio digital donde poder almacenar las monedas y tener un mecanismo que permita que los clientes puedan pagar con criptomonedas. En este caso, una buena opción es registrarse en una plataforma como Bitcoin Profit.

¿Cuáles son sus ventajas?

Uno de los beneficios que tienen las criptomonedas es que no existen comisiones por utilizar bitcoins para comprar o vender servicios (al menos en la mayoría de los países).


Si se usa cualquier otro medio digital de pago, existirán pagos añadidos para cualquier transacción. Contar con esta ventaja aportará una imagen muy positiva de la compañía. Por tanto, los compradores podrán comentar a sus conocidos que se trata de un negocio que ha apostado por las criptomonedas, por lo que se incrementará indirectamente el conocimiento de la marca.

Concretamente, se estima que el bitcoin será moneda por defecto del futuro, como lo indica este escrito. Por esta razón, desde el punto de vista de la publicidad y el marketing, adoptar el bitcoin puede ser una estrategia para atraer a potenciales inversionistas y clientes.

En cuanto a la seguridad, el riesgo de fraude o robo de datos se minimiza al utilizar el bitcoin. En el pago por criptomonedas, se maneja una mínima información en comparación con los sistemas de pago actuales, por lo que contribuye a optimizar la percepción general de la empresa.

A su vez, comercializar con este tipo de monedas y tecnología es una tendencia en alza. Por tanto, los que lo implanten no solo mejorarán su imagen, sino que también obtendrán mayores ingresos en relación a los usuarios que quieran comprar con criptomonedas.

Posibilidades y opciones

Las pequeñas y medianas empresas pueden imitar a grandes compañías como Tesla invirtiendo una parte de sus acciones en bitcoins. Al hacer esto, podrán obtener grandes beneficios a medio y largo plazo.

En este sentido, otra opción es clasificar sus ventas en monedas y criptomonedas, por lo que podrían ofrecer descuentos a aquellos usuarios que paguen con el bitcoin. De esta manera, podrán recibir los ingresos al instante y reducir el número de impuestos.

En definitiva, cada vez son más las empresas que se decantan por el bitcoin y ven como su porcentaje de ingresos con criptomonedas aumenta.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No