Paula García
Cómo se gestiona la tesorería de una empresa

Una de las partes fundamentales de cualquier empresa es la tesorería, independientemente del sector al que se dedique y el tamaño que tenga. La tesorería se encarga de los cobros por las ventas de los productos o servicios que ofrece una empresa, pero también de pagar los diferentes gastos derivados de la actividad de la misma o de las gestiones de caja, entre ellas las que se hacen con bancos y otras entidades financieras. Una buena tesorería es indispensable para el éxito de cualquier negocio, así que vamos a ver cómo se planifica eficientemente la tesorería de una empresa.

Un plan de tesorería para la empresa

Contar con un plan de tesorería se antoja indispensable a la hora de hablar de su gestión. Siempre es una cuestión clave, pero todavía lo es más cuando un negocio está dando sus primeros pasos. El plan de tesorería va mucho más allá de saber cuánto dinero se tiene en el banco, sino que va de evitar problemas futuros de liquidez por culpa de la mala planificación, de ahí que sea necesaria una planificación de cobros y pagos -mensual, trimestral, etc.- y, a partir de ahí, de las necesidades de financiación.

Muchas veces las empresas se encuentran con la hucha llena pero sin poder rentabilizarla, con el dinero en el banco sin ofrecernos ningún rendimiento. En otras ocasiones, vemos cómo se acerca la fecha de pago de las facturas sin que se tenga el dinero a mano. La planificación es muy importante para hacer frente a estas situaciones, y por suerte para las empresas existen opciones como el descuento de pronto pago de facturas con BilliB, que permite gestionar directamente con las empresas el pago de las facturas.




Así, si se cuenta con el dinero antes de tiempo, una organización puede acordar con otras empresas el pronto pago de la factura con una breve reducción en el total, sin tener que esperar a que llegue la fecha de vencimiento para pagar. Por otra parte, permiten negociar el pago de las facturas si los números aprietan, lo que permitirá optimizar mucho mejor la gestión de la tesorería de la empresa, ofreciendo siempre los mejores resultados.

Para realizar una gestión eficiente de pagos como la mencionada, la plataforma dispone de recursos digitales que se apoyan en gráficas y estadísticas que permiten consultar y planificar pagos y cobros por plazos, así como simular el cálculo de beneficios que conllevarán los descuentos aceptados por los proveedores a cambio del anticipo, entre otros.

Un margen del 15% para imprevistos de la empresa

 A la hora de calcular las necesidades financieras de la empresa, los expertos recomiendan aumentarlas en un 15%, de forma que existirá cierto colchón a la hora de hacer frente a algún imprevisto que pueda surgir. Solo si el empresario cuenta con una amplia experiencia en el sector puede reducir ese margen hasta el 10%, aunque en caso de dudas tampoco debería descartarse aumentar ese margen al 20% para evitar problemas cuando las cosas no salgan del todo bien. El saldo de tesorería de una empresa también debe estar en el 15% de gastos previstos.

Gestión inteligente de los pagos de facturas

 La mejor alternativa a la financiación de terceros son los propios clientes. Gracias a plataformas como BilliB, empresa y proveedores conseguirán una relación estable y duradera, permitiendo negociar los pagos e incluso aplazarlos sin consecuencias, aspectos fundamentales para garantizar la viabilidad de una empresa.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No