Paula García
Cómo puede una empresa ganar liquidez

Conseguir la liquidez necesaria para hacer frente a las deudas que vencen en las próximas semanas y a la inversión necesaria para que la empresa continúe creciendo es el gran objetivo de empresarios y emprendedores de firmas de todo tipo. Da igual si eres un autónomo o una mediana empresa, la búsqueda de liquidez es una constante. A continuación, te proponemos una serie de mecanismos y estrategias para que las empresas obtengan liquidez de forma efectiva y eficiente para garantizar su supervivencia.

El banco

Sin lugar a dudas, el primer lugar donde un emprendedor o una pyme buscarán financiación es en el banco. A favor de estas entidades tenemos la relación que podamos tener con nuestro banquero o la confianza en la entidad, pero también tenemos que hacer frente a hándicaps como los problemas para obtener financiación de los bancos, ya que cada vez son más reacios a financiar ciertos proyectos.

Financiación no bancaria

Lo más habitual es ir al banco en busca de dinero pero no siempre obtenemos un sí por respuesta, y si lo recibimos no es en las mejores condiciones. Por eso podemos acceder a alternativas como las que nos ofrece DFG, un financiamiento no bancario para el negocio. Se trata de una compañía especializada en la financiación de emprendedores y pymes que nos permite acceder a una financiación inmediata de forma rápida y sencilla. Todo el proceso se lleva a cabo con total transparencia y honestidad permitiéndonos dedicar más tiempo al negocio.

Por ejemplo, en el caso de las pequeñas y medianas empresas nos permite acceder a la liquidez que necesitamos para anticipar el cobro de pagarés y facturas sin que la empresa tenga que incurrir en un gran endeudamiento que nos puede ayudar a corto plazo pero ser un gran lastre a medio y largo plazo. Los autónomos también se benefician de un descuento según el rating que tenga cada uno de ellos, pero también ayuda a obtener liquidez de forma más rápida que en el banco ya que no tenemos que presentar tanta documentación.


Subvenciones públicas

No siempre es una opción factible, pero también es una alternativa muy interesante. En un contexto como el actual, donde convertirse en emprendedor se ha convertido en la única salida laboral para jóvenes y víctimas de la crisis, ayuntamientos, diputaciones o comunidades autónomas han lanzado sus líneas de ayudas para trabajadores que han apostado por montar su propio negocio. El punto fuerte es que no es obligado devolverlas, pero son muy limitadas tanto en lo que se refiere a la cantidad, al número de ayudas disponibles o al uso que podemos darle al dinero.

Las triple F

Friends, family and fools. Es más habitual recurrir a ellos a la hora de lanzar el negocio que para acceder a esa liquidez necesaria para hacer frente a las deudas, pero nunca es tarde para tirar de contactos y acudir a amigos, familiares y conocidos, aunque por “fools” encajarían mejor gente cercana a la que embaucar con nuestro proyecto. A favor de este método está que no necesitamos justificar demasiado los gastos y tenemos bastantes facilidades para devolver el dinero, pero suelen ser sumas bastante pequeñas.

Crowdfunding

Una alternativa cada vez más popular entre los emprendedores de diferentes ámbitos. Si nuestro proyecto es interesante, la empresa obtendrá rápidamente el dinero aunque presenta bastantes obstáculos a superar empezando porque no siempre está disponible para todos los sectores. Otra de las cuestiones a tener en cuenta es que exige algún tipo de recompensa para el donante que puede hacer aumentar nuestras necesidades económicas. Aún así, es una opción que no podemos pasar por alto.

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No