Paula García
La gestión de cobros en la empresa

Para que una empresa funcione correctamente, es importante que la contabilidad se gestione de forma adecuada y se tenga un control tanto de los pagos como de los cobros. Para ello, es importante entender qué es la gestión de cobros y cómo se debe optimizar para obtener mejores resultados.

Hoy en día, un aspecto clave es optar por la facturación online y hacer uso, por ejemplo, de un software cuentas por cobrar. De este modo, se podrá automatizar esta parte de la contabilidad, obteniendo múltiples beneficios. A continuación, ¡lo vemos con mayor detalle!

¿Qué es la gestión de cobros?

Cuando hablamos de los cobros de un negocio, nos referimos a las estrategias a implantar para gestionar todos los pagos de los clientes. Optar por un software especializado en este ámbito aporta muchas ventajas.

Entre ellas, destaca por poder llevar un seguimiento de todos los pagos realizados y, de esta manera, conocer el recorrido de una factura. Desde el momento en que se emite hasta que se obtiene el pago por parte del cliente.

Ello permite saber si existen retrasos en los pagos, lo que ayudará a actuar rápidamente y ocasionar problemas de solvencia en la empresa.

¿Cómo optimizar los cobros en la empresa?

Una adecuada planificación es una de las claves fundamentales para incrementar el rendimiento dentro de la empresa y mejorar la gestión de la contabilidad. Para ello, se pueden seguir algunas recomendaciones:

1. Utilizar un software de cuentas de cobro




Recurrir a una herramienta como un software de cuentas de cobro será de gran ayuda a la hora de organizar los datos contables y los movimientos de capital en la compañía. Este recurso ayuda a agrupar todas las facturas de la empresa, configurar condiciones de pago y enviar notificaciones automáticas a los clientes.

A su vez, se puede realizar el seguimiento de las facturas y conocer las que se han cobrado y las que están todavía pendientes. Ello será muy útil para evitar los retrasos en los pagos por parte de los clientes.

2. Realizar un seguimiento de los cobros pendientes

Un aspecto esencial para mejorar la gestión de la contabilidad es saber el estado de pago de las diferentes cuentas por cobrar en la empresa. Crear un informe y actualizarlo periódicamente ayudará a determinar cuáles son las facturas impagadas y actuar lo más rápido posible para evitar deudas y problemas de cobro.

3. Actuar cuánto antes ante los impagos

Si nos encontramos ante el impago de una factura, lo más importante es saber cómo actuar. Y, además, gestionarlo de forma rápida. De este modo, se evitará que el problema se prolongue.

4. Establecer un plan de pago

El primer paso ante un impago dentro de la empresa es ponerse en contacto con los clientes y notificar que deben solventar la deuda con la empresa. Y, en función de la respuesta del cliente, darle diferentes opciones de pago con el objetivo de poner solución al problema.

4. Desarrollar una política de pagos

Para que no surjan problemas de pago, una estrategia muy eficaz es establecer una política de pagos con una serie de condiciones. Así, todos los clientes tendrán que cumplirlo y el departamento de contabilidad podrá gestionar mejor todos los cobros y pagos de los clientes.

Una adecuada planificación de los cobros dentro de la empresa es determinante para optimizar la contabilidad de la empresa. Con estos consejos, lo conseguirás con notable éxito. Así que, ¡toma nota de todas las recomendaciones que hemos comentado!

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No