Paula García
Cómo gestionar un alquiler vacacional

Si eres propietario de una vivienda y quieres sacarle una rentabilidad económica, puedes probar a alquilarla como un alojamiento turístico. En caso de tener una vivienda vacía en una ciudad, puedes ofrecerla como hospedaje a diferentes turistas y visitantes y así incrementar tus ingresos.

Sin embargo, al igual que ocurre con cualquier otro negocio, es necesario que la vivienda cumpla con una serie de requisitos para poder recibir a turistas y obtener un mayor número de reservas cada año.

A día de hoy, es relativamente sencillo, ya que puedes conectar con turistas del mundo entero a través de un software de gestión de alquiler vacacional. Por tanto, si tienes una vivienda bonita y subes fotos atractivas, tendrás muchas posibilidades de alquilarla. De este modo, podrás conseguir unos ingresos extra cada mes.

En este caso, el channel manager es el profesional que se encarga de vincular todos los anuncios de tu vivienda con las plataformas de alquiler vacacional. Y, con el uso de estas herramientas, podrás contactar con los inquilinos que estén interesados e, incluso, mandarles el contrato de alquiler vacacional.

¿Cómo aumentar la rentabilidad de tu vivienda con el alquiler vacacional?

En primer lugar, deberás tener una vivienda bien acondicionada para ponerla en el mercado del alquiler vacacional. De esta manera, podrás incrementar el número de reservas e ingresos. Sin embargo, antes de que esto llegue, es necesario que compruebes algunos detalles para sacarle la máxima rentabilidad a tu casa:

Hacer las revisiones y reparaciones necesarias

Para lanzar una vivienda al mundo del alquiler vacacional, es esencial hacer una revisión exhaustiva de todos y cada uno de los desperfectos que pueda haber. Para ello, revisa a fondo toda la casa y comprueba que todos los electrodomésticos, luces y otros dispositivos funcionan a la perfección.

Asimismo, la vivienda que se va a poner en alquiler vacacional necesita disponer de un completo ajuar de ropa de cama y de baño. Esto será de gran utilidad para los turistas y les permitirá sentirse más cómodos durante su estancia.


Incluye una decoración bonita y funcional

El home staying ha ganado mucha fuerza en los últimos años. Se trata de una técnica muy eficiente a la hora de incrementar las visitas a una vivienda que está en venta o en alquiler. Consiste en decorar la casa de forma que atraiga la atención de los visitantes y turistas que se interesan por ella.

Siempre hay que tener presente que, en decoración, menos es más. Por ello, con unos simples cambios, se puede lograr un gran resultado a nivel decorativo.

Analiza el mercado y define tus tarifas

Una vez que tengas la vivienda lista y preparada para recibir a los primeros turistas, deberás determinar un precio por el alquiler. Sin embargo, para acertar en esta decisión, siempre es recomendable analizar las tarifas que ponen los propietarios de viviendas que son similares a la tuya.

De esta forma, podrás saber qué tarifa es la que mejor se adapta al mercado, lo que te permitirá conseguir muchas más reservas.

Recurre a un software de alquiler vacacional

Los softwares de alquiler vacacional se han convertido en herramientas muy útiles y valiosas para todas aquellas personas que quieran ofrecer su casa como hospedaje turístico.

Se trata de una nueva tecnología que está disponible tanto en formato web como en aplicaciones móviles. Con ello, los clientes podrán conocer cuáles son las viviendas que pueden alquilar para pasar unos días de vacaciones y obtener toda la información necesaria.

Además, a través de estos softwares, se puede realizar diversas gestiones y trámites por parte de los inquilinos y propietarios. Por un lado, los huéspedes podrán efectuar las reservas y cancelaciones, comunicarse con los propietarios y realizar el pago del servicio. Y, a su vez, los dueños del inmueble podrán gestionar las reservas, modificar los precios y descripciones de las viviendas, así como contactar con los clientes y enviarles el contrato de alquiler vacacional.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No