Paula García
Tips para crear tu propio taller mecánico

Para los apasionados del motor, montar su propio taller mecánico puede significar la realización de un sueño. Sin embargo, además de contar con una formación adecuada, montar un negocio significa una verdadera inversión, en instalaciones y en herramientas de taller como las que puedes encontrar en Expondo.

¿Qué necesitas para montar tu propio taller mecánico?

El trabajo como mecánico en un taller es apasionante si realmente te gusta el mundo del motor. Por tanto, si quieres ejercer esta profesión por tu cuenta, crear tu propia empresa y montar un taller mecánico puede ser una gran alternativa. ¿Qué debes tener en cuenta para ponerlo en marcha?

Trámites burocráticos

Para poder abrir un establecimiento como este necesitarás encontrar el local adecuado, ya sea mediante compraventa o alquiler. Posteriormente, tendrás que presentar un conjunto de documentos oficiales: la declaración previa al inicio de la actividad, la declaración censal del inicio de actividades en Hacienda y la licencia de actividad en el ayuntamiento.

Al mismo tiempo, deberás darte de alta en la Seguridad Social si decides trabajar como autónomo o hacer los trámites necesarios para crear un proyecto empresarial.

Definir los servicios que se van a prestar

Los servicios que brinda un taller mecánico van desde el simple cambio de aceite y lubricantes hasta la realización de reparaciones de mecánica general. Por otro lado, también se encuentran la puesta a punto de motores, la reparación de sistemas de freno, la suspensión o aire acondicionado o los arreglos electrónicos.

Elegir la plantilla

El número de trabajadores que necesites para tu nuevo taller mecánico dependerá de los servicios que prestarás. En general, deberás contar con personas suficientes para atender a los clientes, atender el sector administrativo, realizar arreglos mecánicos, balanceo, alineación y la parte eléctrica. Sin embargo, antes de proceder a contratar al personal de tu taller, conviene comprobar la capacitación profesional del mismo.


Organizar la estructura interna del taller

Los talleres mecánicos son negocios que precisan de tener espacio suficiente para dar servicio a varios vehículos a la vez, además de una oficina o zona de recepción para recibir las visitas de los clientes.

Por tanto, al hablar de instalaciones, un taller mecánico debe contar también con una rampa para hacer los cambios de aceite o de neumáticos, así como con una máquina de soldar, una prensa hidráulica, un calibrador de neumáticos o un equilibrador computarizado, entre otras muchas máquinas.

Organizar los procesos productivos

Además de atender correctamente a los clientes a su llegada al taller, este tipo de negocios cuenta con muchos más procesos a nivel productivo. Como son la evaluación y el diagnóstico de cada vehículo, la reparación y la administración del taller.

Hay que tener en cuenta que, una de las grandes ventajas de este tipo de negocio, es que no exige la compra de materia prima como sucede en otro tipo de empresas. Eso sí, es fundamental asegurarse de tener un buen stock de material y de piezas de reposición antes de poner en marcha tu propio taller.

Busca un valor añadido para tu negocio

En el sector de la mecánica, la competencia es muy alta y puede resultar complicado sacarle rentabilidad a un taller mecánico, sobre todo si está ubicado en una gran ciudad. Por ello, optar por la especialización suele ser una de las claves de éxito para iniciarse en este negocio.

Busca un valor añadido para tu actividad, como por ejemplo, ser representante de una marca de neumáticos, recoger el vehículo de los clientes a domicilio, realizar reparaciones en 24 horas o especializarte en la reparación de vehículos de lujo. Algunas de estas especializaciones pueden ayudarte a desmarcarte del resto de empresas de la competencia.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No