Paula García
Así debes reformar el local de tu negocio

¿Has decidido renovar tu local comercial? ¿Tienes un nuevo local que requiere una reforma? Antes de tomar una decisión, es importante que tengas en cuenta una serie de aspectos esenciales para empezar con la reforma de tu negocio. Es un elemento clave para tu proyecto. Por tanto, te explicamos una serie de recomendaciones para que consigas el entorno ideal para tu compañía.

Elementos a tener en cuenta a la hora de reformar tu local comercial

El objetivo es conseguir un lugar de trabajo que les guste a tus clientes y les permita comprar de manera sencilla y cómoda. Presta atención a los siguientes aspectos:

Debe ser reconocible

Cuando el cliente entra en nuestro local, debe saber a qué nos dedicamos. Aunque tengas una farmacia con la cruz y su rótulo de farmacia en el exterior, cuando los clientes entren deben saber que están dentro de una farmacia. Para que el local sea reconocible, tanto los interiores como la decoración deben corresponderse a los objetivos y a la realidad de la empresa. Esto hará que los clientes se sientan más a gusto en nuestro local, y nos lleva directos a la siguiente clave: cómo organizar los espacios.

La distribución del espacio

Un espacio bien organizado es clave para que los clientes identifiquen los productos y nuestro local. Una reforma es el momento ideal para cambiar de lugar el mostrador, los escaparates o la zona de venta. En cualquier empresa de reformas, te ayudarán a hacer una buena distribución de los espacios con la ayuda de utensilios como las herramientas que se venden en la web https://www.fixami.es/. De esta forma, conseguirás un espacio integrado y organizado. De este modo, cuando los clientes acudan, les generará mayor confianza y tranquilidad.


La decoración

Es otro de los elementos clave tanto para crear la identidad de marca como para que el cliente nos identifique y así encuentre rápidamente los productos más destacados. Una buena decoración hará que los productos se vean mejor, lo que también generará una compra más cómoda en el cliente. A la hora de reformar el local, debes tener en cuenta que se debe destacar el producto. Por ello, evita concentrar la decoración en un solo punto debido a que puede distraer la atención del cliente.

A su vez, no hay que realizar decoraciones demasiado recargadas. Todo ello puede llegar a agobiar al cliente, incluso en campañas especiales como la de Navidad. La reforma de nuestro local también debería tener en cuenta las alturas, en especial si tenemos expositores. Lo que más nos interesa vender debería estar a la altura de los ojos, de modo que planificaremos la reforma de modo que podamos colocar los expositores de forma eficiente. De nuevo, buscamos ofrecer al cliente la experiencia de compra más simple.

Valor añadido

El valor añadido es lo que hará que el cliente se sienta como en casa. La oferta y la atención que reciban los clientes son clave, pero una buena reforma puede ofrecer a tu local un valor añadido que se puede traducir en un aumento de ventas. Uno de los ejemplos más claros es eliminar los obstáculos y barreras arquitectónicas que puedan impedir el acceso a carritos, sillas de ruedas, andadores, etc. Una reforma puede ser el momento adecuado para eliminar el escaloncito de la entrada y subir, de esta forma, el suelo o hacer una suave rampa.

Otra forma de ganar valor añadido con la reforma es mejorar la iluminación del local, ya sea de forma natural con la luz de la calle o cambiando la instalación eléctrica. Una buena luz nos ayudará a resaltar productos y espacios. Pueden parecer pequeños detalles, pero si a la hora de planificar la reforma de tu local tienes en cuenta todos estos aspectos será más fácil que el cliente acabe realizando una compra. En caso de quedar satisfecho, puede pasar de ser un cliente puntual a uno habitual. ¡Cada detalle, suma!

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No