consejos para montar una franquicia de éxito

Si te interesa el autoempleo y siempre has querido vivir la experiencia de conducir tu propio negocio, quizá este sea el momento adecuado para emprender tu propia aventura empresarial a través de una franquicia.

Y es que, a día de hoy, montar un negocio a través de una franquicia puede llegar a ser muy rentable. De hecho, según datos de la Asociación Española de Franquiciadores, esta fórmula de negocio arroja en España una fracturación anual de unos 26.000 millones de euros, dando empleo a más de 240.000 personas.

¿Cómo montar una franquicia de éxito en España?

Antes de lanzarte a montar un negocio a través de un modelo de franquicia debes saber que, en líneas generales y como franquiciado, te beneficiarás de una imagen de marca, del modelo de negocio de la cadena de franquicias que escojas, así como de una economía de escala por el mero hecho de pertenecer a una red de franquicia.

Si estás convencido de abrir una franquicia y beneficiarte de todos los aspectos positivos que puede brindarte este modelo de negocio, sigue estos cuatro sencillos consejos y empieza a rodar con éxito en tu carrera empresarial:

1. Analiza tu perfil

Antes de lanzarte a analizar mercados, sectores o enseñas, lo primero que deberías hacer es analizar tu propio perfil como futuro franquiciado. Para ello, la primera cuestión que has de abordar es si realmente deseas pertenecer a una red de franquicias, ya que debes tener claro que entrar en este sistema empresarial, implica también seguir una serie de normas.

Ten en cuenta que tu negocio como franquiciado pertenecerá a una red de franquicias que se rige por una serie de pautas internas que quedarán plasmadas en el contrato de franquicia. Esto significa que todas las decisiones que tomes, deberán ser aprobadas finalmente por el franquiciador.

2. Piensa si estás abierto al cambio

Si tienes la mente abierta, estás dispuesto a aprender cosas nuevas y te gusta adaptarte a los cambios, la franquicia será el modelo de negocio perfecto para ti.


Y es que, uno de los requisitos que se pide a todos los franquiciados que pasan a formar parte de una red de franquicias es, precisamente, que estés dispuesto a aprender cosas nuevas y de adaptarte a los cambios que marca el mercado y la propia central franquiciadora.

3. Escoge el sector que más te interesa

En primer lugar, has de valorar si te interesa una franquicia de producto o de servicio, y una vez que hayas delimitado este aspecto, declínate por el sector en el que te gustaría desarrollar tu carrera empresarial.

Ten en cuenta que para que aciertes con la decisión, es fundamental que valores las oportunidades de crecimiento que te aportará el mercado, evitando entrar en sectores que estén demasiado saturados y que tengan mucha competencia.

Tampoco te olvides de valorar si te decantarás por un modelo de negocio que requiera un local o no, ya que la principal diferencia en cuanto a este aspecto será, fundamentalmente, el mayor o menor coste de inversión que esto te supondrá.

4. Valora tus recursos

Una vez delimitados todos los aspectos anteriores, una cuestión fundamental es también analizar los recursos económicos que posees para hacer frente a la inversión que te requerirá la franquicia que hayas escogido.

Has de tener en cuenta que el franquiciador te aconsejará que dispongas de un mínimo de recursos propios para poder hacer frente a la inversión inicial. En este sentido, siempre puedes buscar inversores para tu proyecto, pero piensa que necesitarás contar siempre con unos recursos económicos mínimos antes de seguir adelante con el proceso de puesta en marcha de la franquicia.