David Mendez Ruiz
No puedo pagar la hipoteca: ¿que hago?

Si bien esto no es siempre lo deseable, en muchas ocasiones podemos pensar que no vamos a poder hacer frente a la hipoteca porque tenemos problemas financieros en nuestro hogar. No te preocupes, ya que esto es normal y suele sucederle a muchas personas en su día a día. Sin embargo, el problema está cuando no pagamos durante un tiempo las cuotas que nos corresponden. ¿Sabes qué te puede pasar si no puedes hacer frente al pago de la hipoteca? ¡Te lo contamos!

No puedes pagar la hipoteca porque tienes dificultades

Debemos reconocer que hay dos tipos de personas: las que tienen dificultad temporal para realizar los pagos de las cuotas de la hipoteca, y aquellas que no pueden pagar para nada la hipoteca.

Tener dificultades para pagar la hipoteca de forma mensual es normal, ya que posiblemente no has previsto que ibas a tener tantos gastos como para afrontarlos todos de golpe. Por ello, te recomendamos adelantarte y acudir al banco a pedir ayuda. Si tienes cierta capacidad económica para poder hacer frente a los gastos, el banco podría negociar contigo.

Lo más común que podrían ampliarte el plazo de devolución. Es decir, pagas durante más tiempo pero, en consecuencia, pagas menos. Esto tiene dos inconvenientes principales: el hecho de tener una carga durante más tiempo y que vas a pagar más intereses. Esto es lo que se conoce como novación hipotecaria, ya que es el proceso por el que se modifican ciertas condiciones de nuestra hipoteca.

La novación tiene aspectos positivos para el consumidor, pero también puede llegar a perjudicarlo:

  • Si se reduce exclusivamente el interés al consumidor, no pasa nada.
  • En cambio, si se hacen otras modificaciones como cambiar el tipo de interés, el tipo de referencia o aumentar el importe de la hipoteca, posiblemente se tenga que hacer una escritura de novación pudiendo conllevar gastos de notaría y registro.

En cualquier caso, lo que debemos evitar que ocurra es la moratoria hipotecaria, ya que conllevaría a que no pudiésemos hacer frente al pago de la hipoteca y, por tanto, mayores consecuencias. Antes había más ayudas, aunque ahora es más difícil de acceder a ellas para determinadas familias.

¿Y si no puedo pagar nada de la hipoteca?




Una cosa es que el banco se siente y negocie con nosotros alternativas, mientras que otra diferente es que no podamos llegar a un acuerdo y tengamos que dejar de pagar definitivamente las cuotas de la hipoteca.

Para llegar aquí, el proceso habría tenido que ser el siguiente:

  1. Tras no pagar la cuota un mes, el banco se habría puesto en contacto con nosotros por si ha habido error o subsanar el impago.
  2. Si ha ocurrido 3 meses desde que no se ha pagado, posiblemente el banco nos consulte la posibilidad de cambiar condiciones de la hipoteca y adaptarla a nosotros, teniendo que proceder a cobrar los impagos junto a los intereses.
  3. Por último, si ha ocurrido más de 6 meses y no hemos dado señales, la entidad financiera tendrá que plantearse tomar medidas legales, así como catalogarnos como morosos.

Embargo por impago de hipoteca

Llegados a este punto y, tras un juicio, el banco procederá a echarnos de la vivienda si decidimos no pagar. En este momento se podría renegociar las condiciones de la misma para así proceder al pago, aunque si no se hace a tiempo podría pasar a subastarse.

Subasta por impago de hipoteca

Para saldar las cuentas con nosotros, la entidad procederá a subastar nuestra vivienda en un determinado tiempo. Será un juez competente el que realice el procedimiento.

Si no se obtiene el dinero prestado, el cliente deberá hacer frente a la diferencia del pago. Es decir, el cliente quedará saldado con el banco si le paga la diferencia de lo que le pagaron de menos en la subasta.

Dación en pago por impago de hipoteca

La dación en pago consiste en dar por finalizada la deuda ocasionada al banco por el préstamo si se entrega la vivienda. No obstante, es algo que no siempre se hace y que, por cuestiones éticas, podría convenir a muchos consumidores.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No