David Méndez
Cómo funcionan las cuentas remuneradas

Son muchas las opciones que nos dan los bancos para poder obtener rentabilidad en base a los productos que tiene. Estamos acostumbrado a los más comunes, como los depósitos o cuentas bancarias, aunque existen muchos otros que, si conocemos lo básico, podemos sacar provecho de ello.

Hoy vamos a hablar de las cuentas remuneradas. En las cuentas remuneradas los intereses que se presentan son bastante elevados (sobre todo los primeros meses) para que posteriormente se vaya reduciendo el tipo de interés a uno inferior al que suele establecerse en los depósitos.

Este tipo de cuentas permiten obtener una total liquidez y disponibilidad del dinero siempre y cuando éste sea necesario. La liquidez del dinero, así como su fácil transacción (ingresar o cobrar) es otra de las ventajas que permite que la cuenta sea eficaz y tentadora.

Características de las cuentas remuneradas

Estos son los aspectos fundamentales que definen las cuentas remuneradas:

  • No hay saldo mínimo ni máximo para poder abrir una cuenta remunerada. Sí es cierto que ciertas entidades exigen un mínimo para que ofrezcan rentabilidad en las cuentas.
  • Dichas cuentas tienen las limitaciones de que no está permitido pedir préstamos, ni asociarse a una domiciliación, ni tampoco vincularse a tarjetas. Es decir, es una cuenta que se abre pero no se le puede asociar nada; solo para invertir el dinero.
  • Una característica pero a la vez una de sus principales ventajas es la total disponibilidad del dinero cuando el usuario lo requiera sin que repercuta negativamente sobre la cuenta (ni comisiones, ni gastos).
  • Se obtiene rentabilidad desde el primer día, todos y cada uno de ellos, sin excepciones. Algunas entidades pueden variar esta característica, repercutiendo sobre el período a partir del cual se obtiene rentabilidad.
  • Estas cuentas, tienen la característica de ser depósitos a la vista, no tener comisiones y ser gratuitos.
  • Ya que no se puede domiciliar ni vincularse a tarjetas, los intereses que se obtienen son sobre la misma cuenta.

¿Cómo funcionan las cuentas remuneradas?

El funcionamiento de las cuentas remuneradas es muy similar al de las cuentas corrientes. La salvedad que ésta presenta son los intereses que se muestran aparantemente atractivos para nuevos usuarios y que cuando va pasando el tiempo estos se van reduciendo.


Las cuentas remuneradas y sus características variarán dependiendo de la entidad que sea, así como de nuestras necesidades.

Por lo general, la cantidad mínima ronda los 1000€ para iniciar una cuenta remunerada. Aunque sea una cantidad elevada cabe destacar que, aunque ya lo hemos dicho en las características, no cuesta nada de dinero la apertura de la cuenta: es gratuito.

Por otro lado, ingresar la cantidad mínima no significa que ya estaremos ganando dinero, pues algunos bancos establecen una cantidad mínima para generar intereses. Esta cantidad también puede variar, aunque puede oscilar entre los 2000€.

Rentabilidad de las cuentas remuneradas

Como hemos indicado, esto dependerá mucho de la entidad bancaria. La rentabilidad de las cuentas remuneradas dependerá de:

  • La cantidad mínima que se debe ingresar. Cuanto más se exija, mayores serán los beneficios.
  • La cantidad real invertida.
  • Los intereses que se deriven. Al comenzar a usar la cuenta corriente, los intereses en los primeros meses serán bastante altos. Conforme pase el tiempo, estos se verán reducidos hasta niveles normales o inferiores a los de cuentas corrientes o de depósito.

Consejos para abrir una cuenta remunerada

Como hemos observado, abrir una cuenta remunerada cuenta con múltiples ventajas, pero dependerá de multiples factores que la rentabilidad sea más o menos baja.

Consejo: Si dispones de una cantidad grande de dinero (superior a 3000€), aconsejamos inviertas sin pudor en este producto. La cantidad será recuperada sin problemas (puedes disponer del dinero cuando quieras), además de generar grandes cantidades de beneficio debido a sus altos intereses los primeros meses.

Una vez pasado ese tiempo, podrás retirar el dinero y abrir otra cuenta remunerada distinta en la que invertir y generar más dinero. No obstante, es aconsejable que antes de abrirla mires bien el tiempo mínimo que debes mantenerla abierta, para ver a partir de qué período puedes cerrarla.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No