David Mendez Ruiz
¿Qué sucede si no se puede pagar a hacienda?

Los impuestos hacen que un país y su Administración Pública sobreviva, por lo tanto, es necesario que la Agencia Tributaria tenga un control de lo que sucede. Hacienda vela por el correcto funcionamiento del sistema de impuestos en nuestro país, pero... ¿Te has preguntado alguna vez qué pasa si no puedes hacer cargo de los impuestos de Hacienda? ¿Qué alternativas tengo? ¡Te lo contamos con más detalle a continuación!

No puedo pagar a Hacienda, ¿qué me va a pasar?

El mejor consejo que te vamos a dar y que, posiblemente te resulte redundante u obvio, es que pagues a Hacienda a tiempo e incluso anticipes tus pagos si crees que en un futuro no vas a poder. En el caso de que no puedas pagarlo en el tiempo de plazo voluntario, Hacienda te dará un periodo ejecutivo.

El periodo ejecutivo implica que pueden iniciar un proceso para obligarte a pagar, además de que te harán pagar recargos según el tiempo en el que pagues la deuda de un 5% (antes del procedimiento de apremio), 10% o 20%.

Si sigues sin pagar a Hacienda o con retrasos en el pago, pasarás a otras dos fases que vemos ahora.

Procedimiento de apremio

Después de haber pasado el plazo voluntario de pago y el periodo ejecutivo, entras para la Agencia Tributaria en una fase llamada procedimiento de apremio. En ese momento se te notificará de tu pago pendiente, la cuantía y una notificación del embargo de bienes en caso de que no pagues.

En ese momento deberás pagar tu deuda pendiente y un 10% más de recargo si lo haces dentro de la fecha indicada, además de los intereses por demora de días. En caso de pasar la fecha que te han dado, tendrás que pagar tu deuda pendiente y un 20% más de recargo, además de los intereses por demora desde el día que empezó el periodo de ejecutivo y gastos de procedimiento.

Diligencia de embargo

En el peor de los casos de que no puedas hacer frente a los pagos durante el procedimiento de apremio, Hacienda iniciará un expediente para embargar todos tus bienes si no respondes cuanto antes. En primer lugar, se harán con los bienes más líquidos (dinero en banco), para posteriormente ir a otros como joyas de valor, arte o demás. Las prioridades para embargar se ordenan por:



  • Cuentas bancarias.
  • Derechos a cobro.
  • Activos financieros a nuestro nombre.
  • Objetos de valor como joyas, abalorios de valor u obras de arte.
  • Animales que tengamos en granjas o en casa.
  • Bienes inmuebles (piso, casa, chalet, etc).

El monto a recaudar será el necesario para que la Agencia Tributaria pueda cobrarse todas las deudas que tengan con nosotros.

¿Qué puedo hacer si tengo que pagar a Hacienda pero no puedo?

Si quieres evitar que todo lo anterior te suceda a ti, te dejamos a continuación una serie de consejos que pueden servirte de ayuda si necesitas pagar a Hacienda pero no puedes:

  • Fracciona el pago. Te permitirá pagar el impuesto de Hacienda en dos pagos (el primero en un 60% y el segundo un 40%). Importante disponer de efectivo en la cuenta bancaria indicada de la declaración de la renta si seleccionamos la casilla de fraccionar el pago, o en cualquier otro pago que deseemos aplazar.
  • Pedir aplazar el pago. Si aún aplazándolo no conseguimos poder pagarlo, podemos solicitar que nos aplacen el pago del mismo justificando los motivos, la cantidad a pagar y otros datos a la Agencia Tributaria. No quedarás exento de intereses, y se te puede iniciar un procedimiento de apremio si te pasas del plazo.
  • Solicitar un crédito, préstamo o microcrédito. Si necesitas pagar cuanto antes, pero no dispones del dinero, otra opción es la de pedir un préstamo o crédito al banco. Te recomendamos pedirlo solo y exclusivamente si vas a poder pagar sus intereses y la devolución del mismo de cara al futuro. El auge de los microcréditos también ha permitido pagar los cobros a Hacienda con bastante celeridad.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No