Jose Banda

deudaAnte algún suceso imprevisto, puede ser posible que ya no tengamos dinero para pagar algún préstamo personal. Si esta situación llega a ocurrir, no es recomendable dejar de contestar el teléfono o evadir a la institución bancaria. Por el contrario, es importante siempre enfrentar directamente el problema.

Si uno deja simplemente de pagar tendrá que pagar en algún momento intereses bastante elevados que incrementarán el monto de la deuda. Ante algún problema económico, de ningún modo es recomendable optar por el impago de una deuda, ello generará mayores problemas económicos para el futuro.




Lo recomendable en estos casos es acudir directamente a la entidad bancaria para plantearle nuestro problema. Por lo general, el banco tratará de proponer una solución. Entre las opciones más comunes se encuentra la refinanciación de la deuda, el establecimiento de un plazo más largo de amortización para que las cuotas sean inferiores, etc.

Si bien con estas medidas se tendrá que pagar más dinero, son casi las únicas soluciones para que el banco no le inicie un proceso judicial al titular del préstamo.

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No