David Mendez Ruiz
¿Qué necesitamos para operar en futuros?

Que nos garanticen que nuestro dinero va a estar a salvo y las operaciones se van a realizar con éxito entre las diferentes partes suena muy bien y casi una obligación para las inversiones que realicemos a día de hoy. Exigir garantías nos ayuda a que esto sea posible y que existan liquidaciones suficientes para llevarlas a cabo. No obstante, dependiendo del bróker con el que operemos estas pueden ser más o menos exigentes. ¿Estás realizando operaciones con futuros y te interesa saber qué garantías se necesitan o te pueden pedir? ¡Te ayudamos a saberlo gracias a este artículo!

Las garantías para operar con futuros

Vamos a explicar en qué consiste eso de tener garantías para operar con activos financieros, más concretamente con los futuros.

Exigir una garantía no es más que un concepto de apalancamiento que exige al inversor tener una cantidad de dinero como garantía en la cuenta a la hora de poder realizar las operaciones de compra-venta de los contratos de futuros. Se exige, normalmente, que se tenga como mínimo el valor nominal de la operación del contrato de futuro que vayamos a realizar, ya que es la contada como el tamaño real del contrato.

El MEFF

El organismo regulador de estas exigencias es el Mercado Oficial de Opciones y Futuros en España (MEFF). Se trata del mercado donde se deben negociar los contratos en los que vayamos a invertir, pagando a compradores y vendedores por las garantías depositadas.

Por otro lado, ayuda a calcular los riesgos que los miembros depositan, así como velar por la seguridad y exigencias mínimas para que todo funcione en orden.

Garantías que necesito para operar con futuros

Llegados a este punto en el que conocemos ya qué son las garantías, así como el organismo regulador donde se negocian las mismas, podemos explicarte en qué consiste estas garantías. Las exigencias que se exigen, como ya hemos dicho, vienen determinadas por lo que el MEFF nos pida, aunque el bróker puede añadir otras garantías para asegurar que las compra-ventas de sus clientes sean mejores. Aquí tenemos las más habituales.

1. Porcentaje sobre el valor nominal

La principal garantía que nos exigen es monetaria. Así pues, lo más habitual es que tengamos que pagar una cantidad extra por el valor nominal del futuro que estamos realizando la operación.

Este porcentaje se calcula de forma diaria y varía según el activo y la volatilidad del mismo. La variación es una forma de asegurar que dicho activo no va a sufrir grandes subidas o bajadas y, por tanto, el bróker se resguarda haciéndonos pagar más.

Las garantías de los futuros en brókers españoles varía entre un 10 y un 25%.

2. Garantía mediante activos

Otra opción, aunque poco común, es la entrega de activos financieros en forma de garantías. Los activos más comunes entregados para que funcionen como garantía son la deuda pública del Estado y las acciones cotizadas.

No obstante, no se puede entregar cualquier activo. Debemos tener en cuenta que el valor de los títulos sea suficiente para cubrir la garantía que necesitamos, obviamente. Por otro lado, también tenemos que tener en cuenta que las liquidaciones diarias de los futuros se harán en efectivo, ya sean pérdidas o ganancias.

3. Garantías del MEFF

Si bien no es una forma como tal de pagar, el MEFF (mercado regulador de los contratos de futuro y opciones) paga a compradores y vendedores por las garantías depositadas. Este pago se realiza de forma diaria y, contando que tengamos beneficio, podría ser utilizado como garantía. Es decir, sería reutilizar el dinero del beneficio para invertirlo nuevamente como garantía en los futuros.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No