David Méndez
Planes de Previsión Asegurados.

Cuando queremos ahorrar para llegar a nuestra jubilación, el primer producto que se nos viene a la cabeza es un plan de pensiones. Sin embargo, no es el único instrumento que puede ser utilizado para poder llegar a ahorrar para el futuro. Hoy vamos a ver una alternativa que también podemos escoger, siempre y cuando se ajuste más a nuestras necesidades. Estamos hablando de los Planes de previsión asegurados.

¿Qué es un PPA?

Un Plan de Pensión Asegurado (PPA) son productos que nos permiten tener ahorros en el largo plazo con características muy similares a los planes de pensiones, por eso decimos que se convierte en una muy buena alternativa. La principal diferencia que encontramos es que los PPA se integran como una póliza de seguros, mientras que los planes de pensiones son como fondos.

Entre sus principales características, encontramos las figuras del tomador y el asegurado (que son la misma persona), y el beneficiario (persona designada si muere el asegurado), mientras que en un plan de pensiones encontramos el promotor (entidad que crea el plan), el partícipe y el beneficiario.

Los PPAs aseguran cierta rentabilidad mientras técnicas actuariales. Es decir, se debe garantizar la cantidad que los usuarios van a ganar mediante la firma del contrato.

Además, los PPA cuenta con derechos acumulados (una especie de derechos consolidados de los planes de pensiones) que se derivan de las aportaciones del partícipe del contrato. Éstos no serán embargables hasta que no se produzca una causa que explique la transformación en la prestación dada.


Diferencias netre PPA y Planes de Pensiones

Es normal que quieras aclarar dudas entre ambos productos, por lo que vamos a resolver algunos temas.

A modo genérico y grandes rasgos, la principal diferencia la encontramos en la seguridad que ofrecen los productos. Por un lado, tenemos los PPA que nos va a asegurar que recuperemos una cantidad de dinero cuando nos jubilemos, según hayamos aportado para el producto. En cambio, los planes de pensiones individuales no ofrece dicha garantía, ya que no se garantiza que se vaya a recuperar las aportaciones realizadas en el momento de la jubilación.

Si tenemos un perfil de inversión conservador y no queremos exponernos a las inseguridades de la volatilidad de los mercados financieros, es de decir que los PPA es la mejor opción. Esto evita que si en un futuro las cosas no van bien, nos aseguremos parte del dinero que vayamos a recibir, evitando las fluctuaciones que se puedan suceder de dichos mercados.

Por otro lado, es importante que tengamos en cuenta que la garantía de un plan de pensiones individual garantizado viene a cargo de la entidad financiera que lo comercializa (como suele ser un banco). La entidad gestora del plan asumirá el compromiso de aportar la cantidad necesaria para que se conserve la inversión inicial a una fecha fijada.

Por lo tanto, tras conocer las diferencias esenciales entre un PPA y un plan de pensiones, es importante que el inversor tenga en cuenta en qué situación financiera se encuentra y cómo es su perfil. Cuánto quiere ahorrar, su disponibilidad monetaria, si requiere o no del dinero, así como cuándo lo quiere son algunas de las preguntas que debe saber responder para saber si se ajusta más a un producto financiero o a otro.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No