Jose Banda

economiaLa Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha anunciado que si bien las economías de los países desarrollados se desacelerarán, no se llegará a registrar una recesión como la que se vivió a partir del 2008. Esto lo ha dado a conocer Pier Carlo Padoan, jefe de este organismo.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico o OCDE ha confirmado que el crecimiento de los países desarrollados será bastante más lento de lo que se había pronosticado hasta hace tres meses. Asimismo, también se ha dado a conocer que se ha incrementado el riesgo de crecimiento negativo. Sin embargo, el organismo ve lejana la posibilidad de una fuerte recesión, si es que los bancos centrales colaboran con el problema.




Las principales causas de la desaceleración son los precios actuales de las materias primas, la incertidumbre política, la catástrofe de Japón, así como los problemas de la banca. Ante esta situación, el papel de los bancos centrales se vuelve importante.

Para que esta desaceleración no se convierta en recesión los bancos centrales deberán mantener los tipos de interés y, en los casos en que se cuente con los márgenes suficientes, se deberán rebajar.

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No