Victoria Becerra

La nueva ley para la defensa de los consumidores y usuarios, cuyo proyecto fue aprobado el viernes 11 de Octubre del 2013  establece un nuevo marco para regular las relaciones de los consumidores con las empresas y adapta la normativa española a la europea.

Casi todos nos hemos sentido desprotegidos o nos han asaltado las dudas a la hora de comprar, sobre todo por Internet. El objetivo principal de la nueva normativa es dar mayor protección a los ciudadanos en las transacciones de comercio electrónico y acabar con algunas prácticas abusivas para los usuarios.

Nueva_ley_consumidores

Principales novedades de la nueva ley de consumidores y usuarios

Información más clara para los consumidores y usuarios

El objetivo es acabar con la temida letra pequeña de los contratos y hacer mucho más clara y accesible la información a todos los usuarios y que además estén informados sobre sus derechos a la hora de adquirir un producto.

Además, la nueva ley de consumidores establece que el precio final de la compra deberá aparecer desde el primer momento para evitar lo que se conocen como "cargas encubiertas".

Teléfonos de atención al cliente

Hasta ahora venía siendo una práctica habitual que para poder contactar con un servicio de atención al cliente de una empresa con la que ya tenemos contratada un servicio debíamos llamar a un teléfono de pago con un coste superior al de la tarifa básica.  A partir de ahora, ningún servicio de atención al cliente podrá suponer un coste adicional que el de una llamada normal.


Es una reforma que no gusta del todo a los consumidores porque no afecta a los teléfonos que empiezan por 900,901 y 902, sino a los 800.

Contratos telefónicos

Cada vez es más habitual realizar la contratación de un servicio a través del teléfono pero no queda constancia escrita y como usuarios no disponemos de una copia de lo firmado para poder realizar una reclamación si es que procede.  Con la nueva ley de consumidores y usuarios para formalizar un contrato se deberá confirmar por escrito o en otro tipo de soporte duradero, salvo oposición expresa del consumidor.

La nueva ley de consumidores y usuarios estipula que la contratación del servicio no será vinculante hasta que el consumidor haya firmado la oferta o haya hecho llegar su acuerdo a la empresa por escrito mediante papel, fax, correo electrónico o un SMS.

Cambios en las compras con tarjetas

Una de las mayores sorpresas que se llevan los consumidores a la hora de pagar con tarjeta es el cargo de un importe adicional por usar determinada tarjeta a modo de comisión. En ocasiones, estas cantidades hacen que el ahorro que se puede conseguir al comprar por Internet un artículo desaparezca.  A partir de ahora y con la entrada en vigor de la nueva ley, los empresarios no podrán facturar al consumidor una cantidad superior a la que ellos deben pagar por usar ese servicio, evitando que el pago con tarjeta por Internet sea un método de lucro para los empresarios.

Otras medidas de la nueva ley de consumidores y usuarios

Entre las demás medidas que se recogen en la nueva ley de consumidores y usuarios destaca la ampliación del plazo del para ejercer el derecho de desistimiento, o el plazo que un consumidor tiene para dejar sin efecto un contrato, como puede ser  la prestación de un servicio, del mínimo de los 7 días actuales a 14, equiparando la legislación española a la europea.

Finalmente, las cláusulas abusivas de los contratos  se declararán nulas de pleno de derecho, aunque no anularan el mismo, ya que el contrato seguirá vigente sin ellas.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No