Nueva ley de hipotecas
Juanma Caurin

Ayer día 16 de junio, entró en vigor la nueva ley hipotecaria en nuestro país y a partir de hoy ya se hace efectiva para todos los créditos inmobiliarios que se concedan. Después de más de 1 año desde su aprobación, por fin ya se encuentra activa esta nueva regulación que tiene como objetivo una mayor defensa de los consumidores ante las entidades financieras, de forma que se encuentren más protegidos ante los abusos que se cometen por parte de los bancos en relación a la compra de viviendas.

La nueva normativa sobre crédito inmobiliario incluye una serie de cambios para adaptarse a la directiva europea 2014/17/UE sobre los contratos de créditos celebrados con consumidores para bienes inmuebles de uso residencial y por la que se modifican las Directivas 2008/48/CE y 2013/36/EU. Para ello, se aplican cambios relacionados con el pago de los gastos de los de las hipotecas, los costes de amortización o la mayor protección de los clientes frente a los desahucios por impago. Sin embargo, en esta nueva ley se quedan fuera otros cambios que incluye la normativa europea que hacen referencia a la publicidad de este tipo de préstamos, estudios de solvencia o la tasación de inmuebles.


Una de los principales aspectos a tener en cuenta es que algunos de los cambios introducidos en ley a partir de hoy son con carácter retroactivo, lo que implica que también afectarán a las hipotecas ya firmadas durante años anteriores. Entre ellos encontramos el abaratamiento del cambio de hipoteca con tipos variables a hipotecas a tipo fijo, el endurecimiento de las condiciones para realizar desahucios, o la posibilidad de cambiar de hipoteca a través de una subrogación.

Si quieres conocer cuáles son los cambios exactos de la nueva regulación, te recomendamos que conozcas todo lo que debes saber de la nueva ley hipotecaria para que conozcas con mayor exactitud en qué cambia la contratación de hipotecas a partir de ahora.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No