La Fed baja los tipos de interés para minimizar riesgos
Jesús Sánchez

La Fed (Reserva Federal de Estados Unidos) ha tomado la iniciativa en medio de la incertidumbre comercial y política, fruto de las acciones del presidente Donald Trump en materia arancelaria. La Reserva ha decidido pisar sobre seguro y tranquilizar a los mercados bajando un 0'25% el valor del dinero y dejando un interés máximo del 2'25%. Aún así, no descartan más rebajas a lo largo de este 2019.

Encaja, la decisión de la Fed, con los planes del ejecutivo americano, que pretendía alcanzar un 3% de crecimiento anual unido a una política de recorte de impuestos. Sin embargo, el obstáculo era el alto precio del dinero que mantenía la Reserva (o esa era su visión).




Este volantazo descuadra por el crecimiento de la economía estadounidense durante los últimos años: no habían tomado acciones similares desde la crisis del 2008, cuando el sistema financiero se asomó al precipicio del desastre total y la economía se hallaba metida en la gran recesión. En esta ocasión, el banco central estadounidense trata de mantener el tirón de una expansión, que da síntomas de empezar a disolverse y a la que muchos le predicen un final no demasiado lejano.

“La economía iría como un cohete si no fuera por la Fed”, ha repetido Trump. Pero desde el Fondo Monetario Internacional o en voz de numerosos analistas, uno de los problemas por los que se atisba un parón es precisamente por la política arancelaria de la actual Casa Blanca y la guerra comercial que está motivando.

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No