Ralentización de la economía española.
Jesús Sánchez

La incertidumbre que puebla el panorama político ha repercutido en la economía española, ralentizando el crecimiento del PIB en 2 décimas respecto al mes anterior. Las cifras de la tasa interanual, a su vez, se ha reducido en una décima. Con el repunte interanual del 2,3% registrado en el segundo trimestre del ejercicio, acumula 22 trimestres consecutivos de tasas interanuales positivas, mientras que con el avance trimestral del 0,5% se acumulan 23 trimestres consecutivos de alzas.

Este frenazo no solo afecta a la economía española, la incertidumbre de los mercados por las tensiones de la tasa Google, la inminencia del G7, el paralizado Brexit y las exigencias de Bruselas hacen que el escenario europeo se muestre complicado. La economía francesa reportaba este pasado martes un crecimiento del 0'2%, el mismo que el esperado en la eurozona.




Otros datos arrojados por la Encuesta de Población Activa muestran que el empleo una vez contemplados los efectos propios de la estación del año muestran que solo creció un 0'4% frente al 0'7% registrado el trimestre anterior. En términos interanuales, el empleo aumentó a un ritmo del 2,5%, tasa tres décimas inferior a la del primer trimestre, lo que supone un incremento de 459.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en un año.

"Destaca el debilitamiento de la inversión, que puede estar empezando a resentirse por las incertidumbres internacionales, la fragilidad de la economía europea o la crisis del sector automóvil", explica María Jesús Fernández, analista de Funcas. En el trimestre cayó un 0,2% y en términos interanuales ya solo aumenta un 1,2%, muy por debajo de las tasas del 4% o 5% que se daban en los trimestres precedentes.

Así pues, a la espera de una mejora de las cifras, la norma será un estancamiento del crecimiento económico (aquí qué factores influyen en su crecimiento), que se espera, no se alargue demasiado.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No