Foro de Davos 2019
Isis Cervera 22 ENERO 2019 - 10:53 No hay comentarios

Hoy, día 22 de enero, da comienzo un evento económico de los más esperados, el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza). El Foro de Davos tendrá lugar entre el 22 y el 25 de enero y abarcará temas como la digitalización de los sistemas energéticos, los patrones emergentes de la oferta y la demanda y el cambio de los modelos de gobernanza mundial de la energía.

Este foro, de carácter colaborativo público-privado y sin ánimo de lucro, reúne a los principales mandatarios y dirigentes de países, líderes de empresas y personas de alta reputación mundial. El principal objetivo del Foro de Davos es el de mejorar el estado mundial mediante el análisis del panorama económico mundial y la identificación de nuevas oportunidades y retos. Es por ello que no es de extrañar encontrar en esta reunión a Ministros de economía, presidentes de bancos, consejeros, CEOs...

Las ausencias destacan en el Foro Económico Mundial de Davos




No obstante, este año se producirán ausencias significativas en el foro de Davos 2019, algo que refleja un mundo marcado por la crisis económica, o, otra razón también muy preocupante sería el poco interés o falta de importancia de los mandatarios hacia el panorama económico actual. Así pues, líderes de países como China, Reino Unido, Estados Unidos y Francia han cancelado su participación en el Foro Económico Mundial a última hora para atender asuntos locales de mayor importancia.

Esta cita anual es una de las mejores oportunidades para codearse con grandes empresarios, influyentes políticos, CEOS, banqueros, medios de comunicación...¿Significa esto que países como Estados Unidos no están dispuestos a negociar?, ¿o tal vez refleja un mundo en estado de crisis que se mira el ombligo?

No obstante, siguen siendo muchos los líderes internacionales que acudirán a la cita en las montañas de Suiza, como Bolsonaro, Merkel o Shinzo Abe. Quienes tendrán la principal tarea de discutir y debatir temas de gran importancia mundial como el cambio climático, la desaceleración de la economía a nivel global o la capacidad de los bancos centrales para responder ante una gran recesión.