El Fondo Monetario Internacional rebaja el crecimiento económico para 2020
Alexis Ferri

La opinión del FMI no es la misma que la de otros organismos respecto de la situación económica actual. El organismo considera que aunque EE.UU y China hayan firmado una primera fase de acuerdo comercial, lo que puede producir un repunte de exportaciones y aumentar la confianza, considera que España crecerá dos décimas menos de lo que habían pronosticado ellos mismos en octubre, es decir un 1,6%.

Las razones principales que esgriman es que la desaceleración de España en 2019 ha sido más marcada de lo previsto y que la demanda interior y las exportaciones también sufrieron una caída por encima de lo esperado. Esta nueva previsión se queda dos décimas por debajo de lo previsto por el Gobierno, tanto para el año actual como para el venidero. El BBVA Research pronosticó la semana pasada el mismo nivel de crecimiento, pero discrepa con el 2021 y prevé un creciemiento de la economía española del 1,9% por el crecimiento de la eurozona, es decir tres décimas por encima de la previsión del Fondo Monetario Internacional.

En el informe "Perspectivas Económicas Globales", el FMI considera que es el país desarrollado con una mayor caída respecto de sus previsiones de octubre, y que en general el resto o mantienen sus previsiones o bajan una décima como máximo.  Gian MArie Milesi-Ferreti, director adjunto del departamento de Investigación del organismo, explicó que la desaceleración española fue más aguda de lo esperado, en gran parte debido a la revisión estadística, un peor entorno europeo y en Latinoamérica, y un deterioro más rápido de la demanda doméstica.

La vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transformación digital, Nadia Calviño, justificó el ajuste realizado a la baja añadiendo como causa principal la nueva metodología del INE. Aunque se mostró optimista asegurando que todos coinciden en que España crecerá por encima de la media europea y que esto se mantendrá en los próximos años.


Uno de los aspectos más importantes del crecimiento a medio plazo será la evolución de la eurozona. El FMI es optimista y calcula un repunte del 1,3% en este año, aunque aún así es una décima por debajo de la previsión anterior. Para 2021 se espera que crezca al 1,4%, afianzando el crecimiento. Además de España, otro de los países que rebaja su crecimiento es Alemania, pronosticando un avance del Producto Interior Bruto (PIB) del 1,1%, una décima menos de lo esperado.

En cuanto a nivel mundial, el FMI rebaja sus previsiones una décima para 2020 hasta el 3,3%, y dos décimas para 2021 hasta el 3,4%. Aunque no todo es negativo. El informe valora la actitud de los mercados, con un repunte de la actividad manufacturera que puede hacer crecer el comercio internacional debido a las negociaciones entre EE.UU y China. Aun así, el Fondo advierte de riesgos a medio plazo, ya que pueden empeorar las relaciones de Trump con lo socios comerciales.

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No