El brexit golpea a España
Jesús Sánchez

España ha comenzado a probar el plato frío del Brexit por las bravas que quiere realizar el Primer Ministro británico, Boris Johnson. Reino Unido es el principal proveedor de turismo en España, con casi un 22% de los extranjeros que nos visitan; sin embargo, el Brexit ha reducido en 120.000 turistas durante en enero y junio respecto a 2018. Las consecuencias se han traducido en una caída de la compraventa de vivienda a británicos hasta mínimos; por su parte, la inversión británica descendió un 19% en 2018. 

La amenaza aprieta el yugo sobre la Unión Europea tras la suspensión durante 5 semanas de la actividad del Parlamento Británico para evitar una resistencia de la oposición a una salida sin acuerdo. España, principal interesada en un Brexit con acuerdo, pronosticó en marzo el impacto de un Brexit caótico: una caída de 0,8 puntos porcentuales del PIB durante los próximos cinco años. El coste rondaría los 10.000 millones de euros. En caso de que se llegara a un pacto comercial, la pérdida de PIB sería de 0,02 puntos.


Por la parte que nos corresponde, con un Gobierno en funciones y sin mayoría para llevar a cabo medidas, la reforma es inviable, lo que perpetúa esa amenaza del duro golpe del Brexit a nuestra economía, unida al déficit de la seguridad social y al fin del ciclo económico expansivo.

La parte más afectada será, sin duda, el comercio entre España y Reino Unido. Según el Banco de España, un 70% del impacto sobre el PIB será consecuencia de la interrupción de las relaciones comerciales, y que vería en el automóvil y agroalimentación los sectores más afectados, que suman alrededor del 50% de las ventas.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No