China responde con una devaluación del Yuan ante los aranceles
Jesús Sánchez

Donald Trump anunció el pasado jueves la imposición de aranceles del 10% sobre productos chinos, a lo que Pekín respondió que tendría represalias. Finalmente el BPC (Banco Popular Chino) ha devaluado el Yuan un 1'37% para obtener cierta ventaja comercial y evitar el bajón competitivo fruto de los impuestos. Actualmente el precio del Yuen se encuentra en los  6,9225 dólares.

La estrategia del BPC era obtener competitividad en el mercado estadounidense a través de esta devaluación: mientras Trump encarezca sus productos pero ellos devaluen el Yuan se mantendrá esa ventaja del producto chino. Por otro lado, se ha cerrado la compra de productos agrícolas americanos, otra de las medidas que el gobierno de Xi Jinping ha implementado para castigar la guerra comercial que se inició en marzo de 2018.




El arancel suponía un castigo de 300.000 millones de dólares en materia de impuestos que se haría efectivo el próximo 1 de Septiembre. Esta guerra comercial tiene como insignia (según EEUU) la continua depreciación de la moneda china para ganar competitividad en materia de exportaciones. Obviamente, el gigante americano precisa equilibrar esa balanza y que el producto chino no le gane la batalla.

Un yuan más débil significa que los productos chinos valorados en dólares son más baratos, lo que mejora su posición después de que se implementen las medidas que Donald Trump ha amenazado con lanzar en Septiembre.

Sin embargo, el BPC aseguró hoy que las fluctuaciones del yuan se ajustan al mercado, pero que la divisa  "sigue siendo estable y fuerte", por otro lado, se mostraba con "experiencia, confianza y habilidad" para mantener la estabilidad dentro de un "nivel apropiado" -aunque no indicó cuál es ese nivel- en los tipos de cambio.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No