Ajustes en el BCE para evitar una crisis
Juanma Caurin

El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos, cree que se deben reforzar las medidas macroprudenciales para evitar una posible crisis financiera en el futuro. Así explicaba esta idea en la Conferencia Internacional Anual del Centro de Investigación sobre Regulación y Supervisión del Sector Financiero (CIRSF) que se celebró ayer jueves en Lisboa.




Según De Guindos hace falta uso de este tipo de medidas con el objetivo de combatir los excesos que pueden surgir a partir de la recuperación económica que está viviendo la Eurozona. Las medidas macroprudenciales son las que se encargan de evaluar los riesgos del sistema financiero con el objetivo de que estos no tengan un impacto negativo en la economía. Por ello, el BCE los considera muy importantes como complemento a sus políticas monetarias.

El vicepresidente del BCE, por ejemplo, ya pidió más recortes a los bancos españoles para controlar sus ingresos y gastos. Sin embargo, ahora no se queda ahí. A pesar de que hasta ahora estas medidas se centraban en los bancos, en este momento también se amplían a las demás entidades financieras no bancarias, tal y como los fondos de pensiones, los fondos de inversión y las compañías de seguros. Esto se debe a que estas entidades también forman parte del sistema financiero y asumen riesgos, por lo que es necesario ampliar las políticas macroprudenciales con el objetivo de que incluyan a todas las entidades que lo incluyen.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No