Bruselas avisa a Sánchez de la necesidad de ajustes
Alexis Ferri

La Comisión Europea advierte de nuevo al Gobierno de Sánchez debido a los planes del gasto. Los socios del euro, vieron como el ejecutivo europeo dio los veredictos sobre los nuevos presupuestos para el 2020, y en el caso de España, la opinión ha sido muy negativa. Advierten que el borrador presentado por el Gobierno en funciones socialista, posee una desviación significativa de los ajustes que se requerían al gobierno de un 0,65% del PIB, equivalente al montante de 7.800 millones de euros. Señalan que España está en riesgo de incumplir el pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea.

Europa pide al futuro gobierno que tome las medidas necesarias para asegurar que las cuentas de 2020 cumplan dicho pacto, e invita a que el gobierno utilice cualquier margen fiscal que tenga para reducir la deuda. El informe realizado por la Comisión Europea destaca que España sigue muy desviado de las pautas marcadas desde Bruselas para compensar las cuentas, y que estas deberían obtener una mejora del 0,5% y un 1% el año siguiente.

También advierte de las diferencias entre las previsiones del gobierno, mostrando una gran disconformidad con las proyecciones mostradas por este y la gran diferencia con las ofrecidas desde Bruselas.  La Comisión ha fijado el esfuerzo estructural para reducir la deuda, ya que esta es el principal indicador clave para la sostenibilidad económica.




Bruselas comenta que esperan una desviación de cerca de 24.000 millones, ya que la deuda esperada desde Madrid para el próximo año es de un 94.6% del PIB, y las estimaciones del ejecutivo europeo calculan que se quedará en el 96.6% del PIB, dos puntos por encima de la estimación del gobierno español.

Las disparidades se hacen evidentes, ya que desde la Comisión Europea aseguran que en vez de una mejora del 1% del PIB según previsiones del gobierno español, lo que va a acontecer probablemente sea un empeoramiento del 1%. Respecto a la creación de empleo sucede lo mismo, el informe relata una diferencia palpable, mientras los presupuestos españoles prevén una mejora del 2%, Bruselas sitúa dicha mejora en un 1%.

El ejecutivo europeo pide al nuevo Gobierno que envíe las nuevas cuentas tan pronto como sea posible y que se tomen las medidas necesarias para cumplir el Pacto de Estabilidad. España no es el único país advertido, ya que otros países como Bélgica, Francia, Italia, Portugal, Eslovenia, Eslovaquia y Finlandia también están en riesgo de saltarse los objetivos fiscales marcados por la Unión Europea.

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No