Aspectos de la economía circular

El modelo económico actual que predomina en todo el mundo es insostenible. El aumento de la demanda de materias primas para satisfacer las necesidades productos actuales y el sistema lineal "Crear-usar-tirar" esta provocando el agotamiento de los recursos del nuestros planeta, además de un gran impacto negativo en el medio ambiente. Por ello, la economía circular se presenta como una alternativa al sistema actual que busca garantizar la existencia de recursos en el futuro y la conservación de nuestro entorno.

Son muchas las personas que ya trabajan por la implantación de un sistema circular que aboguen por la reutilización y aprovechamiento máximo de los recursos, con el objetivo mejorar la eficiencia y poder reducir el daño que estamos haciendo a nuestro planeta. Aquí te mostramos los principios fundamentales de la economía circular y los pilares de su actuación para ofrecer un cambio real en la economía actual.

¿Cuáles son los fundamentos de la economía circular?

La economía circula se sustenta en 3 puntos clave que tienen el objetivo de cambiar el sistema actual para garantizar la conservación del medioambiente, mejorar la eficacia de nuestro sistema y evitar los puntos negativos para conseguir un funcionamiento correcto.

Preservar la naturaleza y sus recursos

La economía circular estudia los diferentes recursos disponibles de los que dispone el planeta para la producción y selecciona aquellos procesos y tecnologías que utilicen recursos renovables o que ofrezcan los mayores resultados, en la medida de lo posible.

Para ello, se controlan las existencias de recursos finitos para evitar su agotamiento y se equilibran con flujos de recursos renovables que ofrezcan una alternativa a los anteriores. Es el caso de las energías renovables que ofrecer sistemas energéticos limpios para evitar el impacto negativo y conseguir que no se acaben las reservas de combustibles fósiles.

Optimización del uso de los recursos




Uno de los principales problemas del modelo actual es la poca utilidad que se le da a los productos y recursos utilizados. Se utiliza gran cantidad de materias primas y los ciclos de vida de los productos son muy cortos, lo que está provocando que se estén utilizando más recursos de los que el planeta puedes ofrecer.

Por ello, la economía circular propone un modelo productivo basado en la reutilización de los productos y su posterior reciclaje con el objetivo de sacar el máximo provecho a los recursos utilizados. De esta forma, se establecen modelos circulares en los que la idea de utilidad máxima está presentes en todos los procesos de diseño, fabricación y reciclaje, con el objetivo de que los residuos de unos productos se conviertan en las materias primas de otros.

Trabajar por un sistema eficaz

La economía circular también se centra en la eliminación de los puntos negativos de los sistemas, con el objetivo de conseguir el mejor funcionamiento posible, minimizando el impacto negativo. Promoviendo un sistema mejor y eliminando los puntos negativos, se conseguir una mejor calidad de vida para todos.

Esto consiste en acabar con los aspectos más perjudiciales para el ser humano y la naturaleza en algunos ámbitos como la alimentación, la educación, la salud, suelo, la emisión de gases contaminantes o los diferentes tipos de contaminación que se producen.

 

Estos son los principios fundamentales que definen la economía circular. Son muchos los beneficios de la economía circular, por lo que es necesario avanzar hacia este tipo de modelos si queremos conservar nuestro planeta tal y como lo conocemos.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No