David Mendez Ruiz
¿Qué es un préstamo con garantía hipotecaria y cuáles sus requisitos ?

Has pensado alguna vez en adquirir un préstamo o financiación por parte del banco pero tienes miedo que te rechacen porque sabes que no vas a cumplir con los requisitos. Si es así, déjanos indicarte que tienes otras alternativas como las que te vamos a comentar: los préstamos con garantía hipotecaria. ¿Quieres saber qué es, qué requisitos debes tener para acceder a uno y sus ventajas e inconvenientes? ¡Te resumimos todo eso y mucho más en los siguientes apartados!

Qué es un préstamo con garantía hipotecaria

Este tipo de préstamos no debe confundirse simplemente por el nombre con los préstamos hipotecarios ya que, realmente, no tienen nada que ver. El préstamo con garantía hipotecaria, por su parte, es un préstamo que se otorga a un particular que pone como garantía de pago un inmueble que tenga en su propiedad. También cabe la posibilidad de que este inmueble esté pagado, como mínimo, al 80%.

En este sentido, el cliente puede acceder al préstamo con la garantía del banco de que si no es posible que pueda hacer frente al mismo, tiene el derecho de ejecutar el inmueble que el usuario ha colocado como aval y garantía.

¿Puedo acceder a un préstamo con garantía hipotecaria?

Debes conocer que este tipo de alternativas para la financiación suele ser ofrecida a aquellas personas cuya situación económica no le permiten poder financiarse de forma adecuada. Ante esta situación, si la persona tiene gastos imprevistos o liquidaciones pendientes, posiblemente no pueda hacer frente a un préstamo nuevo, por lo que se le ofrece este tipo de financiación con garantía.

No pasa nada si las personas que acceden al préstamo aún estando en las listas de morosos proporcionadas por la RAI o ASNEF ya que serán aceptados; o bien que necesiten grandes cantidades para emprender un proyecto.

Ventajas y desventajas del préstamo con garantía hipotecaria

Como habrás podido comprobar, existen muchas ventajas para este tipo de financiación ya que ayuda a determinados usuarios a hacerse con dinero cuando estos no son capaces de entregar nuevos avales. Sin embargo, también tiene sus inconvenientes, como todo en esta vida. Lo vemos a continuación.

Por un lado, tenemos las ventajas que un préstamo con garantía hipotecaria puede proporcionar:

  • El periodo de devolución de la financiación es más alto que los préstamos habituales.
  • La cantidad que se puede pedir es más elevada. De esta forma se puede acceder a mayores cantidades de dinero sin necesidad de coger otro método de obtener recursos para el proyecto que deseemos.
  • No tenemos que contar con unos ingresos mínimos, ya que solo nos miran que tengamos un inmueble y lo pongamos como aval para poder entregarlo en caso necesario.
  • Si presentamos demora en el pago de cuotas o pertenecemos a listas de morosos, siempre y cuando no sean excesivas, podemos acceder al mismo.


Por su parte, los inconvenientes presentados son:

  • El mayor peligro de todos es que podemos perder el inmueble si llegamos a dejar de pagar las cuotas del préstamo. En su lugar, muchos bancos suelen ser un poco más laxos con este tipo de medidas, dando mayor tiempo al cliente para pagar.
  • Intereses mucho más elevados así como unas comisiones y gastos de gestión que no contamos conque vayamos a tenerlos. Por eso, recomendamos antes leer la letra pequeña del contrato.
  • El inmueble que hayamos colocado como aval debe ser de nuestra propiedad o, como mínimo, pagada al 80%.

Requisitos para exigir el préstamo con garantía hipotecaria

Los documentos a aportar para recibir un préstamo con garantía hipotecaria son simples:

  • Ser mayor de edad.
  • Tener un inmueble en propiedad o con el 80% pagado.
  • Presentar el DNI.
  • Informe de tasación del inmueble y comprobación registral.
  • Por otro lado, recomendamos echar un ojo a la Ficha de Información Precontractual (FIPRE) para ver qué documentos tenemos que presentar de más.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No