Jose Banda

smartphonesCasi todas las operadoras móviles cuentan con ciertos planes en los que los clientes no deben abonar nada para recibir un móvil. En otras palabras, al menos en apariencia, el móvil es un regalo. Esto es lo que creen muchos consumidores que se entusiasman por ello. Sin embargo, en los mercados, los regalos casi no existen.

Las operadoras no regalan móviles, solo los prestan con la intención de obtener una rentabilidad. Por lo general, casi todos estos móviles se encuentran asociados a un contrato de 18 meses con la compañía operadora. Esto demuestra que el regalo no es tan transparente como se puede pensar.




Durante todos esos meses, los usuarios tendrán que realizar un consumo mínimo que bordea los 9 euros. Esto quiere decir que, por lo menos, la compañía obtendrá 162 euros por su equipo. Después de fijarse en eso, es sencillo darse cuenta de que el móvil no viene de regalo.

Si bien no es necesario realizar ninguna inversión inicial para este teléfono, la operadora tiene la garantía de que recuperará rápidamente el valor de su dispositivo. Por ello, si bien esto puede ser favorable, es importante notar que no se trata de un regalo, sino de un préstamo.

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No