David Méndez
Las fuerzas de Porter

Posiblemente habrás escuchado hablar de las 5 fuerzas de Porter, ese modelo de gestión o estrategia empresarial que permite a cualquier empresa ser capaz de ser competitiva y tener éxito en el mercado. Y lo cierto es que el creador (el economista Michael Eugene Porter) dio a conocer esta estrategia en 1979, analizando cuáles son las fuerzas o aquello que hace que una empresa tenga o no éxito.

¿Cuáles son las 5 fuerzas de Porter?

Son 5, y todas ellas vienen recogidas en 2008 en el Harvard Business Review. El objetivo principal es posicionar una empresa frente a otra que pinta ser competidora para ponerse a su nivel. Para ello, analiza la industria en la que se encuentra, de un momento determinado.

Estas son las fuerzas que analiza:

Poder de negociación de los clientes

Se valorará el poder que tienen los clientes para decidir sobre el precio al que están dispuestos a pagar por lo que tú ofreces al mercado. Normalmente, esto suele suponer una amenaza: el precio suele ser inferior al que estamos planteando aceptar. Debemos negociarlo, aunque en la medida de lo posible, tendremos que hacer lo posible para ajustar el precio a sus preferencias.

Poder de negociación de los proveedores

Son tantos los bienes que los proveedores tienen en sus manos (y tan pocos, a veces), que tienen un gran impacto en la industria. Esto se puede deber a las características intrínsecas del bien o servicio o a algunos factores:

  • El número de proveedores que hay en dicho sector que trabaja nuestra empresa
  • El poder adquisitivo que estos tienen, así como nosotros
  • La capacidad de decisión del vendedor para ajustar un precio
  • El nivel de organización de los abastecedores

Amenaza de nuevos competidores

Esto sucede cuando nuevas empresas intentan acceder al mercado en el que ya estamos. Las barreras a la entrada que haya, permitirá que esta amenaza sea superior o inferior. Es decir, no es lo mismo tener que producir más bienes para que le cueste más barato a la empresa (economía de escala) que no exista ese hándicap porque producir bienes en la industria es de por sí ya barato.

Amenaza de productos sustitutos

La cantidad de productos o servicios que pueden ser sustituidos por el nuestro supone una mayor amenaza para nosotros. Cuanto más productos haya de estas dimensiones, menor será la rentabilidad a percibir.

Rivalidad entre empresas




La rivalidad es originada por la unión de las 4 fuerzas anteriormente descritas. Eso sí, cuanto más competidores haya, mayor será la rivalidad en el sector, y más difícil será poder llevar a cabo una estrategia que valga la pena.

En este sentido, en sectores en los que no existe competencia o la rivalidad es baja, el número de competidores también será bajo, pero su rentabilidad será superior, en cambio.

¿Cuáles son las barreras de entrada?

Las barreras de entrada suponen fuerzas que impiden que una empresa pueda entrar a un mercado. Mencionamos las 6 barreras, que son:

  • Economía de escala: disminuye el coste de producción al tener grandes niveles de producción
  • Requerimiento mínimo del capital inicial para poder competir en el mercado
  • Diferenciación del producto: las tácticas de marketing que tendremos que realizar para diferenciarnos
  • Los costes que tengamos: poder diferenciarnos de la competencia, manteniendo cierta estrategia
  • Política gubernamental: ¿el Estado ayuda o pone límites?
  • Acceso a canales de distribución: cuanto más canales, más fácil será entrar al mercado

¿Qué estrategia seguir?

Los 3 ejes tácticos más habituales para establecer una estrategia son los siguientes:

  • Liderazgo en costes: intentar presionar para que los costes sean lo más bajos posibles y trasmitirlo a los precios.
  • Diferenciación: la personalización juega un papel importante en los bienes y servicios que se ofrecen.
  • Enfoque de negocio: establecer un único producto o servicio que vayamos a vender y ser buenos en eso, intentar mejorarlo y ofrecer lo mejor de él.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No