David Méndez
Cetificado de eficiencia energética

Cuando hablamos del certificado de eficiencia energética, podemos pensar en los certificados que van junto a los eletrodomésticos y que indican cuánto de eficientes son. Y nada más lejos de la realidad, pues con las viviendas pasa lo mismo.

¿Que el certificado de eficiencia energética?

El certificado de eficiencia energética es un informe o documento oficial firmado y avalado por un profesional que indica información objetiva sobre las características energéticas de un inmueble.

Este certificado califica el consumo anual de energía que se produce en el bien inmueble para satisfacer la demanda de sus ocupantes o habitantes. Normalmente, este tipo de documentos es habitual en bloques de piso, urbanizaciones, etc... En los que se debe indicar la cantidad de consumo de agua, luz, electricidad, calefacción, etc para satisfacer a sus inquilinos.

La etiqueta energética (que es a lo que estamos acostumbrados a ver) es la calificación final que se otorga mediante el certificado de eficiencia energética. En ella, se puntúa cuán de eficiente es el consumo de energías de un inmueble.

Dicho certificado deberá ser avalado y ejecutado por un experto en la materia. No vale que visualmente y bajo un examen previo se puntúen las condiciones que cumple dicha infraestructura. Además, tendrá que hacer un examen exhaustivo y cauteloso, indicando el procedimiento utilizado para ello y los elementos o partes que se analicen.

¿Es obligatorio el certificado energético?

Este certificado energético, según el Real Decreto 235/2013 (atendiendo a la Directiva 2012/27UE del Parlamento Europeo y del Consejo), sí será obligatorio tenerlo. En concreto, se deberá tener cuando se vaya a adquirir (alquiler, venta, etc) un bien inmueble a otra persona, que deberá de mostrarse (o entregarse, en caso de que se venda el inmueble) el certificado energético correspondiente.




Además, será obligación del propietario o de la persona que venda o alquila el inmueble de presentar dicho documento en el organismo correspondiente de cada comunidad autónoma para proceder a su registro, y se presente como "certificado". Dicho certificado tiene la validez de 10 años, y el propietario del inmueble tiene la obligación de tener que renovarlo cuando haya finalizado el período establecido.

El precio de los certificados energéticos varía según las ofertas que se vayan realizando en el mercado en los últimos tiempos. Lo ideal sería que se hiciera una valoración de las diferentes ofertas y preguntar presupuesto (a través de una solicitud de presupuesto) a los diferentes profesionales encargado de ello. Por lo general, y por término medio, el precio ronda los 250 y 300 euros. Aunque dicha cantidad es, lógicamente, muy orientativa, pues va a depender de factores como la dimensión del inmueble o el profesional escogido.

¿Qué pasa si no tengo un certficado energético?

Como hemos indicado, el certificado energético es obligatorio para todas aquellas personas que, al menos, tengan la necesidad de vender o alquilar una casa, pues deberán de presentarlo a la hora de traspasar de propietario o firmar el contrato.

En caso de que no se tenga en posesión de dicho certificado, podemos incurrir en multas que van desde las más leves rondando 300€ hasta las más graves que podrían elevarse a 6000€.

Las infracciones van, en general, dirigidas al hecho de no tener el certificado energético en regla o intentar timar, estafar o manipular los datos que aparecen en ellos en beneficio del propietario primero. Por eso recomendamos que, si vas a realizar alguna operación relacionada con tu vivienda, te dejes asesorar por un experto en la materia y evalúe calificativa y objetivamente la propiedad en cuestión, para evitar graves problemas y futuras riñas en cuestión de multas.

 

Si quieres saber los pasos para obtener tu certificado energético te recomendamos que consultes cómo hacerlo en Ecotrendies, donde explican todo lo que debes hacer para conseguirlo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No