Jose Banda

economiaPor lo general, son pocos los padres que educan a sus hijos en las finanzas. Por ello, cuando los niños empiezan a consumir por sí solos, ellos se dejan llevar por la publicidad o por lo que ven que consumen sus amigos. Para evitar esto sería recomendable que los padres tomen en cuenta algunos consejos.

El momento en que los niños empiezan a pedirles a sus padres que les compren ciertas cosas es ideal para empezar a pensar en una asignación económica periódica. Este dinero es importante para que los menores aprendan que solo es posible realizar un gasto después de haber obtenido un ingreso.

Esta asignación no debe ser una retribución, ya que las obligaciones de los menores, como por ejemplo las buenas calificaciones, se deben esperar por naturalidad. Además, no es recomendable asignarle ni más ni menos dinero que el que podrían recibir sus amigos más cercanos.


Es importante enseñarles la cultura del ahorro. Sin embargo, también es importante que ellos aprendan a través de sus errores. La niñez es un periodo en el cual se pueden tomar malas decisiones financieras, sin que esto implique un riesgo serio.

Todas estas recomendaciones son útiles para que los pequeños puedan crecer con una mentalidad económica responsable.

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No