Definición de Tagline

En términos de marketing, ser ingeniosos, recurrentes y tener sentido del humor es esencial para poder llevar a cabo ciertas estrategias.

Posiblemente conocerás el concepto de eslogan, pues representa el texto que acompaña la campaña lanzada por una empresa. El término de tagline es algo parecido al eslogan, pues representa un texto, una frase corta que representa no una campaña, sino a una empresa o marca.

Por lo tanto, el tagline suele ser como un "eslogan permanente" que suele estar unido a la imagen corporativa y objetivos empresariales. La idea del tagline es que sea creativoespontáneo y fácil de recordar.

Muchos taglines se han vuelto populares gracias a su fácil viralidad y recuerdo del usuario. Es importante elegir bien el mensaje que se quiere transmitir, y que sea de acuerdo a los objetivos y filosofía empresarial.

Algunos taglines son esenciales en algunos mercados, pues tratan de diferenciar unas marcas frente a otras que son competidoras en el mismo sector. Donde más comunes son en el mercado tecnológico, automotor, productos de belleza o de comida rápida. No obstante, cualquier empresa puede empezar a diferenciarse usando o no un tagline.

Objetivos de un tagline



  • Refuerza el posicionamiento de la marca en el mercado en el que compite
  • Dar a conocer o remarcar una cualidad u objetivo principal de la empresa
  • Potenciar el branding interno
  • Focalizar las cualidades esenciales y potenciarlas, para transmitirlas a los usuarios
  • Reposicionar constantemente la marca y la imagen de la empresa

¿Es aconsejable tener un tagline?

Elegir un buen tagline perdurable con el tiempo, que se ajuste a los objetivos de la empresa y ajustarse a lo que oferta no es tarea fácil.

Debemos de analizar el mercado en el que nos movemos: cómo son los competidores, si evolucionan con el tiempo, el entorno (cómo es y si evoluciona), las preferencias de nuestros clientes, tendencias, etc.

Conocer todo esto y valorándolo, un tagline ayudaría a reforzar la imagen corporativa que se tenga de nuestra empresa. Siempre y cuando ésto sea necesario, de lo contrario, el tagline se convertirá en un "pegote" más de la marca empresarial.