Definición de Marca blanca

David Méndez

La marca blanca cataloga a la línea de productos genéricos fabricados por un distribuidor (que suele ser un supermercado), que vende a los consumidores finales bajo su nombre o marca.

La marca blanca son productos pocos reconocidos, con envase y diseño sencillo. Otra de las características principales de este tipo de productos es que el precio y la calidad de los productos es muy inferior al resto de productos del mercado. Los productos de marca blanca suelen diferenciarse por esta razón, pues en los tiempos de crisis ha sido la solución perfecta para aquellos que no podían comprar productos a bajo precio.

Un ejemplo de marca blanca es Hacendado, del popular supermercado Mercadona en España. El producto reconocido de una cola sería Coca-Cola, aunque la marca Hacendado presenta su línea de refrescos de cola a un precio inferior.

A pesar de lo que se piensa, las marcas blancas han sabido subsistir en el mercado y han evolucionado a un concepto mucho mayor del que originalmente se pensaba. Ahora, los diseños y envases son más presentables y cuidados, y la calidad y precio de los productos se han convertido en plenamente competitivos a diferencia del resto de productos que se ofrecen.

Las marcas blancas pasan a llamarse marcas propias o de distribuidor y presenta una alta competitividad, sobre todo contra marcas reconocidas en el mercado.

Ventajas de las marcas blancas

Entre los beneficios de las marcas blancas podemos encontrar:


  • Los distribuidores ganan en lealtad de consumidores y un mayor poder de negociación de sus proveedores. Además, si los productos son buenos podrían llegar a ganar un mayor margen de ganancias.
  • Los consumidores ven reducido el precio de productos, además de encontrar mayor variedad.
  • El fabricante puede reducir sus costos de producción al aprovechar las economías de escalas por el aumento de la demanda

Desventajas de las marcas blancas

Pero no todo son ventajas, también encontramos algunos inconvenientes como:

  • Aumento de costes y riesgos de gestión para los distribuidores de la nueva marca y su catálogo.
  • Si los distribuidores ejercen poder de mercado, se pueden aumentar los precios finales para los consumidores.
  • Para el fabricante existe una mayor dependencia de la demanda del distribuidor.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No