Definición de Imagotipo

Aunque el término pertenece a la rama de diseño gráfico, es importante que lo tengamos en cuenta para diferentes acciones que podamos tomar en la empresa y el marketing. Gracias al diseño gráfico, se pueden tomar las diferentes acciones de marketing en la empresa, algo extremadamente necesario a tener en cuenta para no tomar decisiones a lo loco.

En concreto, el concepto de imagotipo es la suma de 3 conceptos más: imagen + logo + tipo. Juntando estos 3 conceptos llegamos a la conclusión de que imagotipo se refiere a aquellas marcas registradas que tienen una imagen y un texto como logotipo representativo de su empresa.

Aquellas empresas que presentan un imagotipo lo hacen por puro marketing: presentan la imagen o icono de la empresa esencial en el logotipo, y junto a ella un texto (suele ser el nombre de la marca). Todo esto junto conforma un elemento visual y sonoro perfecto para que el usuario que lo vea le sea más fácil recordar qué marca es.




No obstante, en la práctica esto no sucede así. Hay muchas empresas que obtan por no incuir el texto o imagen a sus productos o servicios que realizan. Esto sucede sobretodo cuando se trata de imprimir el imagotipo en ellos, que suele ser costoso y laborioso en algunos casos, de ahí que eviten hacerlo.

La posición del texto y la imagen del símbolo que se representen pueden variar dependiendo de la marca. Se puede presentar a un lado la marca y a otro el texto, o arriba la marca y justo debajo el texto, o encima el texto y debajo la marca, etc...

Es importante que a la hora de crear un imagotipo, los colores que se conformen con el texto y la imagen concuerden bien, para crear un efecto visual más gustoso al consumidor. Por otro lado, es posible incluir algunos textos sobre el símbolo de la marca, lo cual resulta más vistoso y más llamativo.

En general, hay infinidad de diseños. Solo depende de los colores que se escojan (que irán en concordancia a los objetivos y la filosofía de la empresa) y del símbolo que los representen para poder diseñarse de manera clara un buen imagotipo.